Ir al contenido principal

REMI 2121. Cánula nasal de alto flujo para prevenir la reintubación en pacientes con bajo riesgo

ARTÍCULO ORIGINAL: Effect of Postextubation High-Flow Nasal Cannula vs Conventional Oxygen Therapy on Reintubation in Low-Risk Patients: A Randomized Clinical Trial. Hernández G, Vaquero C, González P, Subira C, Frutos-Vivar F, Rialp G, Laborda C, Colinas L, Cuena R, Fernández R. JAMA 2016. [Resumen] [Artículos relacionados]
      
INTRODUCCIÓN: La hipoxia tras una extubación planeada es frecuente y se corrige comúnmente administrando oxígeno mediante cánulas nasales o mascarillas con una concentración de O2 titulada mediante SpO2, pero inevitablemente algunos de ellos precisaran reintubación. La prevención del fallo respiratorio postextubación solo se ha demostrado efectiva para algunas causas como edema de laringe o el fallo hipercápnico de los pacientes con EPOC. La ventilación no invasiva (VNI), aunque es efectiva en algunos grupos de pacientes como estos últimos y otros con alto riesgo de reintubación, no se ha mostrado efectiva en la población general. El objetivo de este estudio fue determinar si la oxigenoterapia mediante cánula nasal de alto flujo (CNAF) es superior a la convencional para prevenir la reintubación en pacientes en VM con bajo riesgo de reintubación.
      
RESUMEN: Se trata de un ensayo clínico aleatorizado multicéntrico español en el que 527 pacientes adultos ventilados y con bajo riesgo de reintubación fueron aleatorizados a oxigenoterapia mediante CNAF o convencional durante las primeras 24 horas tras la extubación. El desenlace principal fue la reintubación a las 72 horas y los secundarios, el fallo respiratorio postextubación, la infección respiratoria, la sepsis y el fallo multiorgánico, la duración de la estancia en la UCI y en el hospital, la mortalidad, los eventos adversos y el tiempo hasta la reintubación. Las características clínicas de los pacientes fueron semejantes en los dos grupos, salvo para la incidencia de comorbilidad neurológica que fue mayor en el grupo de la CNAF (7,8% contra 12,9%), aunque la puntuación de Glasgow para el coma fue similar a la hora de la extubación. La reintubación fue menos frecuente en los pacientes tratados con CNAF (4,9% contra 12,2%), con una diferencia absoluta del 7,2% (IC 95% 2,5-12,2%; P = 0,004). El fallo respiratorio postextubación también fue menos frecuente en los pacientes tratados con la CNAF (8,3% contra 14,4%) con una diferencia absoluta del 6,1% (IC 95% 0,7%-11,6%; P = 0,03). El tiempo hasta la reintubación fue semejante en ambos grupos. Tampoco hubo diferencias significativas en el resto de los desenlaces secundarios.
      
COMENTARIO: Este estudio demuestra la eficacia de la CNAF para prevenir la reintubación en pacientes de bajo riesgo para ella. El limitado tiempo de tratamiento (24 horas), se debe a que ese es el normal que pasa en la UCI un paciente de bajo riesgo de reintubación antes de ser dado de alta. Posiblemente, este intervalo también protege contra el retraso de la reintubación en pacientes que la necesitan. Sin embargo, es posible que la CNAF continúe siendo útil más allá de ese periodo, (hay un estudio en el que se emplea 48 horas) [1]. La principal limitación del estudio deriva de no ser enmascarado y de que la decisión para la reintubación se tomó mediante criterios clínicos.

      
Ramón Díaz-Alersi
Hospital U. Puerto Real, Cádiz.
© REMI, http://medicina-intensiva.com. Abril 2016.
 
Tabla I. Criterios de bajo riesgo de intubación
  1. Edad < 65
  2. APACHE II < 12 el día de la extubación
  3. Índice de masa corporal < 30
  4. Adecuado manejo de secreciones
  5. Destete no complicado
  6. 0 -1 comorbilidades
  7. Ausencia de fallo cardiaco
  8. Ausencia de EPOC moderada o grave
  9. Ausencia de problemas de permeabilidad de la vía aérea
  10. Sin ventilación mecánica prolongada
ENLACES:
  1. Nasal high-flow versus Venturi mask oxygen therapy after extubation. Effects on oxygenation, comfort, and clinical outcome. Maggiore SM, Idone FA, Vaschetto R, Festa R, Cataldo A, Antonicelli F, Montini L, De Gaetano A, Navalesi P, Antonelli M.  Am J Respir Crit Care Med 2014; 190: 282-288. [PubMed] [Texto completo[REMI]
  2. High-flow nasal cannula oxygen therapy in adults. Nishimura M. J Intensive Care 2015; 3: 15. [PubMed] [Texto completo
  3. High-Flow Oxygen through Nasal Cannula in Acute Hypoxemic Respiratory Failure. Frat JP, Thille AW, Mercat A, Girault C, Ragot S, Perbet S, Prat G, Boulain T,Morawiec E, Cottereau A, Devaquet J, Nseir S, Razazi K, Mira JP, Argaud L, Chakarian JC, Ricard JD, Wittebole X, Chevalier S, Herbland A, Fartoukh M, Constantin JM, Tonnelier JM, Pierrot M, Mathonnet A, Béduneau G, Delétage-Métreau C, Richard JC, Brochard L, Robert R; FLORALI Study Group and the REVA Network. N Engl J Med 2015. [PubMed] [Texto completo 
BÚSQUEDA EN PUBMED:
    • Enunciado: ensayos clínicos sobre cánula nasal de alto flujo
    • Sintaxis: high-flow nasal cannulae AND clinical trial [ptyp]
    • [Resultados

    Comentarios

    Entradas populares de este blog

    REMI 2144. La inutilidad de la presión venosa central para valorar la necesidad de fluidos, en cifras

    ARTÍCULO ORIGINAL: Systematic review including re-analyses of 1148 individual data sets of central venous pressure as a predictor of fluid responsiveness. Eskesen TG, Wetterslev M, Perner A. Intensive Care Med 2016; 42(3): 324-332. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: El tratamiento de los distintos tipos de shock se basa en una combinación de fluidos, vasopresores e inotropos. En todos los casos, para maximizar el gasto cardiaco es necesario tener una precarga suficiente, pero el exceso de volumen se asocia a resultados adversos. Se ha comprobado que el 50% de los pacientes críticos no responden a la infusión rápida de líquidos con un aumento del gasto cardiaco; disponer de un parámetro capaz de predecir la respuesta a volumen es por tanto una guía fundamental para el tratamiento de los pacientes con compromiso hemodinámico [1]. A pesar de que los estudios previos han mostrado que la presión venosa central (PVC) no sirve para predecir la respuesta a volumen [2], este par…

    REMI 2199. Influencia de la intubación traqueal en la supervivencia de la parada cardiaca hospitalaria en adultos

    ARTÍCULO ORIGINAL: Association between tracheal intubation during adult in-hospital cardiac arrest and survival. Andersen LW, Granfeldt A, Callaway CW, Bradley SM, Soar J, Nolan JP, Kurth T, Donnino MW. for the American Heart Association's Get with Guidelines-Resuscitation investigators. JAMA 2017; 317: 494-506. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: La intubación traqueal durante la resucitación de la parada cardiaca, según las recomendaciones internacionales [1], es un procedimiento que no se debe realizar inicialmente y solamente por profesionales expertos, dando prioridad a compresiones torácicas ininterrumpidas. Al igual de otras intervenciones, como la administración de adrenalina, no se dispone de ensayos clínicos que demuestren sus efectos, aunque existe cierta evidencia contra su empleo [2]. RESUMEN: Análisis retrospectivo sobre el registro prospectivo multicéntrico de paradas cardiacas hospitalarias “Get with Guidelines-Resuscitation registry” (2000-2014). El …

    A152. Neumonía asociada a cuidados sanitarios (NACS)

    1. Concepto
    Se denomina “neumonía asociada a cuidados sanitarios” (NACS) a la ocurrida en pacientes que han estado en contacto reciente con la asistencia sanitaria, pero que no se encuentran (o llevan menos de 48 horas) hospitalizados. La NACS representa un elevado porcentaje de las neumonías extrahospitalarias que requieren ingreso hospitalario, y no deben confundirse con neumonías comunitarias; en una reciente revisión sistemática, la NACS supuso entre el 17 y el 67% de todas las neumonías extrahospitalarias, con una media del 36% [1]. Esta cifra coincide con la de un estudio reciente realizado en 72 servicios de Medicina Interna de 66 hospitales españoles, en el que el 34% de las neumonías extrahospitalarias que habían requerido ingreso eran asociadas a cuidados de la salud [2].

    El contacto con el sistema sanitario aumenta la probabilidad de que la infección pueda estar causada además de por los microorganismos habituales de la neumonía adquirida en la comunidad (NAC), por otros …