Ir al contenido principal

REMI 2173. ¿Ventilamos adecuadamente a los pacientes con riesgo de SDRA?

ARTÍCULO ORIGINAL: Epidemiological characteristics, practice of ventilation, and clinical outcome in patients at risk of acute respiratory distress syndrome in intensive care units from 16 countries (PRoVENT): an international, multicentre, prospective study. A Serpa Neto, CSV Barbas, FD Simonis, A Artigas-Raventós, J Canet, RM Determann, J Anstey, G Hedenstierna, NT Hermes, G Hermans, M Hiesmayr, MW Hollmann, S Jaber, I Martin-Loeches, GH Mills, RM Pearse, C Putensen, W Sumid, P Severgnini, R Smith, TA Treschan, EM Tschernko, MFV Melo, H Wrigge, M Gama de Abreu, P Pelosi, MJ Schultz. Lancet Respir Med 2016; Oct 4. pii: S2213-2600(16)30305-8. doi: 10.1016/S2213-2600(16)30305-8. [Resumen] [Artículos relacionados]
   
INTRODUCCIÓN: Se ha descrito el daño pulmonar inducido por ventilación mecánica (VM), especialmente en pacientes con riesgo de síndrome de distrés respiratorio agudo (SDRA). Sin embargo, pocos estudios analizan si estos pacientes son ventilados de forma diferente. 
    
RESUMEN: Estudio prospectivo observacional multicéntrico en el que se incluyeron los pacientes mayores de 18 años que precisaron VM invasiva durante una semana. Se incluyeron 935 pacientes; 282 en riesgo de desarrollo de SDRA (definido como escala LIPS ≥ 4). Se analizaron variables demográficas, diferencias en ventilación mecánica (volumen corriente [VC], PEEP y presión de distensión “driving pressure”), y exactitud de la escala LIPS para estimar el riesgo de desarrollo de SDRA. En el grupo de riesgo, el 54% precisaron VM por insuficiencia respiratoria aguda, mientras que el 61% de los pacientes en el grupo de no riesgo precisaron VM por cirugía programada. Las modalidades más frecuentes de VM fueron SIMV, PCV y BiPAP/APRV (sin diferencias entre grupos). No hubo diferencias en el VC empleado (7,6 ml/kg peso corporal predicho en el grupo de riesgo frente a 7,9 ml/kg en el grupo de no riesgo), mientras que sí se objetivaron diferencias significativas al comparar el valor de la PEEP (mediana 6 cm H2O en grupo de riesgo, 5 cm H2O en grupo de no riesgo; P < 0,0001), siendo la PEEP mayor en los pacientes fallecidos. Los pacientes con LIPS ≥ 4 presentaron un mayor número de complicaciones (desarrollo de SDRA y complicaciones pulmonares), mayor número de días bajo ventilación mecánica (días sin VM al día 28; P = 0,002), mayor estancia hospitalaria (P < 0,0002) y mayor mortalidad en UCI, hospitalaria y a los 90 días (fallecimiento de un tercio de los pacientes en el grupo de riesgo por un quinto en el grupo de no riesgo; P < 0,0001). 86 pacientes desarrollaron SDRA durante el periodo de estudio establecido; no hubo diferencias significativas entre este grupo de pacientes y los pacientes que no desarrollaron SDRA, aunque sí presentaron valores de PEEP y presiones de distensión mayores.
   
COMENTARIO: A pesar de no encontrar diferencias en la modalidad de ventilación mecánica entre los dos grupos (VC similar, 84% de los pacientes con PEEP ≤ 8 cm H2O), debemos destacar que los pacientes de riesgo (LIPS ≥ 4) presentaron un mayor número de complicaciones. ¿Debemos, por tanto, modificar los parámetros ventilatorios y/o implementar estrategias de ventilación protectora en pacientes de riesgo, con el objetivo de disminuir las complicaciones, incluyendo la mortalidad? 
   
Beatriz Lobo-Valbuena (1) y Federico Gordo Vidal (1,2)
(1) Hospital Universitario del Henares
(2) Universidad Francisco de Vitoria.
© REMI, http://medicina-intensiva.com. Octubre 2016.
   
ENLACES:
  1. Mechanical ventilation strategies for intensive care unit patients without acute lung injury or acute respiratory distress syndrome: a systematic review and network meta-analysis. Guo L, Wang W, Zhao N, Guo L, Chi C, Hou W, Wu A, Tong H, Wang Y, Wang C, Li E. Crit Care 2016; 20:226. [PubMed]
  2. Lung-protective ventilation with low tidal volume and the ocurrence of pulmonary complications in patients without acute respiratory distress syndrome: a systematic review and individual patient data analysis. Neto AS, Simonis FD, Barbas CS, Biehl M, Determann RM, Elmer J, Friedman G, Gajic O, Goldstein JN, Linko R, Pinheiro de Oliveira R, Sundar S, Talmor D, Wolthuis EK, Gama de Abreu M, Pelosi P, Schultz MJ; PROtective Ventilation Network Investigators. Crit Care Med 2015;43:2155-2163. [PubMed]
  3. Early identification of patients at risk of acute lung injury: evaluation of lung injury prediction score in a multicentre cohort study. Gajic O, Dabbagh O, Park PK, Adesanya A, Chang SY, Hou P, Anderson H 3rd, Hoth JJ, Mikkelsen ME, Gentile NT, Gong MN, Talmor D, Bajwa E, Watkins TR, Festic E, Yilmaz M, Iscimen R, Kaufman DA, Esper AM, Sadikot R, Douglas I, Sevransky J, Malinchoc M; U.S. Critical Illness and Injury Trials Group: Lung Injury Prevention Study Investigators (USCIITG-LIPS). Am J Respir Crit Care Med 2011;183:462-70. [PubMed]
BÚSQUEDA EN PUBMED:
  • Enunciado: Ventilación mecánica y prevención del SDRA
  • Sintaxis: risk[mh] AND "respiratory distress syndrome, adult"[mh] AND mechanical ventilation AND prevention
  • [Resultados]

Comentarios

Entradas populares de este blog

REMI 2144. La inutilidad de la presión venosa central para valorar la necesidad de fluidos, en cifras

ARTÍCULO ORIGINAL: Systematic review including re-analyses of 1148 individual data sets of central venous pressure as a predictor of fluid responsiveness. Eskesen TG, Wetterslev M, Perner A. Intensive Care Med 2016; 42(3): 324-332. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: El tratamiento de los distintos tipos de shock se basa en una combinación de fluidos, vasopresores e inotropos. En todos los casos, para maximizar el gasto cardiaco es necesario tener una precarga suficiente, pero el exceso de volumen se asocia a resultados adversos. Se ha comprobado que el 50% de los pacientes críticos no responden a la infusión rápida de líquidos con un aumento del gasto cardiaco; disponer de un parámetro capaz de predecir la respuesta a volumen es por tanto una guía fundamental para el tratamiento de los pacientes con compromiso hemodinámico [1]. A pesar de que los estudios previos han mostrado que la presión venosa central (PVC) no sirve para predecir la respuesta a volumen [2], este par…

REMI 2199. Influencia de la intubación traqueal en la supervivencia de la parada cardiaca hospitalaria en adultos

ARTÍCULO ORIGINAL: Association between tracheal intubation during adult in-hospital cardiac arrest and survival. Andersen LW, Granfeldt A, Callaway CW, Bradley SM, Soar J, Nolan JP, Kurth T, Donnino MW. for the American Heart Association's Get with Guidelines-Resuscitation investigators. JAMA 2017; 317: 494-506. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: La intubación traqueal durante la resucitación de la parada cardiaca, según las recomendaciones internacionales [1], es un procedimiento que no se debe realizar inicialmente y solamente por profesionales expertos, dando prioridad a compresiones torácicas ininterrumpidas. Al igual de otras intervenciones, como la administración de adrenalina, no se dispone de ensayos clínicos que demuestren sus efectos, aunque existe cierta evidencia contra su empleo [2]. RESUMEN: Análisis retrospectivo sobre el registro prospectivo multicéntrico de paradas cardiacas hospitalarias “Get with Guidelines-Resuscitation registry” (2000-2014). El …

A152. Neumonía asociada a cuidados sanitarios (NACS)

1. Concepto
Se denomina “neumonía asociada a cuidados sanitarios” (NACS) a la ocurrida en pacientes que han estado en contacto reciente con la asistencia sanitaria, pero que no se encuentran (o llevan menos de 48 horas) hospitalizados. La NACS representa un elevado porcentaje de las neumonías extrahospitalarias que requieren ingreso hospitalario, y no deben confundirse con neumonías comunitarias; en una reciente revisión sistemática, la NACS supuso entre el 17 y el 67% de todas las neumonías extrahospitalarias, con una media del 36% [1]. Esta cifra coincide con la de un estudio reciente realizado en 72 servicios de Medicina Interna de 66 hospitales españoles, en el que el 34% de las neumonías extrahospitalarias que habían requerido ingreso eran asociadas a cuidados de la salud [2].

El contacto con el sistema sanitario aumenta la probabilidad de que la infección pueda estar causada además de por los microorganismos habituales de la neumonía adquirida en la comunidad (NAC), por otros …