Ir al contenido principal

REMI 2128. Amiodarona, lidocaína o placebo en la parada cardiaca extrahospitalaria

ARTÍCULO ORIGINAL: Amiodarone, Lidocaine, or Placebo in Out-of-Hospital Cardiac Arrest. Kudenchuk PJ, Brown SP, Daya M, Rea T, Nichol G, Morrison LJ, Leroux B, Vaillancourt C, Wittwer L, Callaway CW, Christenson J, Egan D, Ornato JP, Weisfeldt ML, Stiell IG, Idris AH, Aufderheide TP, Dunford JV, Colella MR, Vilke GM, Brienza AM, Desvigne-Nickens P, Gray PC, Gray R, Seals N, Straight R, Dorian P; Resuscitation Outcomes Consortium Investigators. N Engl J Med 2016; 374(18): 1711-1722. [Resumen] [Artículos relacionados]
    
INTRODUCCIÓN: La fibrilación ventricular (FV) y la taquicardia ventricular sin pulso (TVSP) son las causas principales de parada cardiorrespiratoria extrahospitalaria (PCEH). Aunque ambas responden bien a la descarga eléctrica, la mayor parte de las tentativas de desfibrilación no logran la recuperación sostenida de la circulación espontánea. Amiodarona y lidocaína son los fármacos más usados para favorecer el éxito de la desfibrilación eléctrica y prevenir recurrencias; sin embargo, no se ha probado aún su eficacia en términos de supervivencia.
  
RESUMEN: Se trata de un estudio aleatorizado, doble ciego que compara el uso de amiodarona, lidocaína, y placebo en pacientes con PCEH por FV/TVSP refractarias a la desfibrilación eléctrica. El objetivo primario fue la supervivencia al alta y el secundario la situación neurológica. Se incluyeron 3.026 pacientes, 974 recibieron amiodarona, 993 lidocaína y 1.059 placebo; de los cuales el 24,4%, 23,7%, y el 21,0% respectivamente, sobrevivieron al alta hospitalaria. La diferencia en la tasa de supervivencia para amiodarona frente a placebo fue 3,2% (IC 95% 0,4-7,0; P = 0,08); para lidocaína frente a placebo 2,6% (IC 95% 1,0-6,3; P = 0,16); y para amiodarona frente a lidocaína 0,7% (IC 95% 3,2-4,7; P = 0,70). La situación neurológica al alta fue similar en los tres grupos. En el análisis de subgrupos se observó una mayor tasa de supervivencia en el subgrupo de PCEH presenciadas frente a la PCEH no presenciada en los que recibieron amiodarona (P = 0,04) o lidocaína (P = 0,03) frente a placebo; sin encontrar diferencias significativas entre las que recibieron amiodarona frente a lidocaína.
    
COMENTARIO: Pese a que ni amiodarona ni lidocaína logran diferencias significativas en supervivencia o resultado neurológico al alta frente a placebo, la diferencia del 3% en la tasa de supervivencia de amiodarona y lidocaína, podría significar salvar más de 1.800 vidas adicionales al año; número importante de vidas para ratificar el uso de amiodarona en la PCEH por FV/TVSP refractario. El estudio presenta varias limitaciones como son cierto sesgo de selección, si bien los casos cuestionables de exclusión eran numéricamente pequeños y por otro lado la aleatorización de pacientes con pocas o ninguna posibilidad de supervivencia independientemente del tratamiento seleccionado, lo que podría haber diluido el efecto del tratamiento farmacológico. Sin embargo, demuestra una vez más, la importancia de la atención inmediata a la PCEH, logrando una mayor eficacia de los fármacos si ésta es presenciada, frente a las no presenciadas.
    
Domingo Díaz Díaz
Hospital Universitario Infanta Leonor, Madrid.
© REMI, http://medicina-intensiva.com. Mayo 2016.
       
ENLACES: 
  1. Amiodarone for resuscitation after out-of-hospital cardiac arrest due to ventricular fibrillation. Kudenchuk PJ, Cobb LA, Copass MK, Cummins RO, Doherty AM, Fahrenbruch CE, Hallstrom AP, Murray WA, Olsufka M, Walsh T. N Engl J Med 1999; 341: 871-878. [PubMed]
  2. Resuscitation Outcomes Consortium–Amiodarone, Lidocaine or Placebo Study (ROC-ALPS): rationale and methodology behind an out-of-hospital cardiac arrest antiarrhythmic drug trial. Am Heart J 2014; 167: 653-9.e4. [PubMed]
  3. Adult advanced cardiovascular life support: 2010 American Heart Association Guidelines for Cardiopulmonary Resuscitation and Emergency Cardiovascular Care. Neumar RW, Otto CW, Link MS, Kronick SL, Shuster M, Callaway CW, Kudenchuk PJ, Ornato JP, McNally B, Silvers SM, Passman RS, White RD, Hess EP, Tang W, Davis D, Sinz E, Morrison LJ. Circulation 2010; 122: Suppl 3: S729-S767. [PubMed]
  4. Time in recurrent ventricular fibrillation and survival after out-of-hospital cardiac arrest. Berdowski J, ten Haaf M, Tijssen JG, Chapman FW, Koster RW. Circulation 2010; 122: 1101-1108.[PubMed]
  5. Wide variability in drug use in out-of-hospital cardiac arrest: a report from the resuscitation outcomes consortium. Glover BM, Brown SP, Morrison L, Davis D, Kudenchuk PJ, Van Ottingham L, Vaillancourt C, Cheskes S, Atkins DL, Dorian P; Resuscitation Outcomes Consortium Investigators. Resuscitation 2012; 83: 1324-1330. [PubMed]
BÚSQUEDA EN PUBMED:
  • Enunciado: Amiodarona y lidocaína en la parada cardiaca extrahospitalaria
  • Sintaxis: out-of-hospital cardiac arrest AND (amiodarone OR lidocaine)
  • [Resultados]
[https://www.facebook.com/medicina.intensiva2.0] [https://www.facebook.com/groups/forodeuci/]
   

Comentarios

Entradas populares de este blog

REMI 2144. La inutilidad de la presión venosa central para valorar la necesidad de fluidos, en cifras

ARTÍCULO ORIGINAL: Systematic review including re-analyses of 1148 individual data sets of central venous pressure as a predictor of fluid responsiveness. Eskesen TG, Wetterslev M, Perner A. Intensive Care Med 2016; 42(3): 324-332. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: El tratamiento de los distintos tipos de shock se basa en una combinación de fluidos, vasopresores e inotropos. En todos los casos, para maximizar el gasto cardiaco es necesario tener una precarga suficiente, pero el exceso de volumen se asocia a resultados adversos. Se ha comprobado que el 50% de los pacientes críticos no responden a la infusión rápida de líquidos con un aumento del gasto cardiaco; disponer de un parámetro capaz de predecir la respuesta a volumen es por tanto una guía fundamental para el tratamiento de los pacientes con compromiso hemodinámico [1]. A pesar de que los estudios previos han mostrado que la presión venosa central (PVC) no sirve para predecir la respuesta a volumen [2], este par…

REMI 2199. Influencia de la intubación traqueal en la supervivencia de la parada cardiaca hospitalaria en adultos

ARTÍCULO ORIGINAL: Association between tracheal intubation during adult in-hospital cardiac arrest and survival. Andersen LW, Granfeldt A, Callaway CW, Bradley SM, Soar J, Nolan JP, Kurth T, Donnino MW. for the American Heart Association's Get with Guidelines-Resuscitation investigators. JAMA 2017; 317: 494-506. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: La intubación traqueal durante la resucitación de la parada cardiaca, según las recomendaciones internacionales [1], es un procedimiento que no se debe realizar inicialmente y solamente por profesionales expertos, dando prioridad a compresiones torácicas ininterrumpidas. Al igual de otras intervenciones, como la administración de adrenalina, no se dispone de ensayos clínicos que demuestren sus efectos, aunque existe cierta evidencia contra su empleo [2]. RESUMEN: Análisis retrospectivo sobre el registro prospectivo multicéntrico de paradas cardiacas hospitalarias “Get with Guidelines-Resuscitation registry” (2000-2014). El …

A152. Neumonía asociada a cuidados sanitarios (NACS)

1. Concepto
Se denomina “neumonía asociada a cuidados sanitarios” (NACS) a la ocurrida en pacientes que han estado en contacto reciente con la asistencia sanitaria, pero que no se encuentran (o llevan menos de 48 horas) hospitalizados. La NACS representa un elevado porcentaje de las neumonías extrahospitalarias que requieren ingreso hospitalario, y no deben confundirse con neumonías comunitarias; en una reciente revisión sistemática, la NACS supuso entre el 17 y el 67% de todas las neumonías extrahospitalarias, con una media del 36% [1]. Esta cifra coincide con la de un estudio reciente realizado en 72 servicios de Medicina Interna de 66 hospitales españoles, en el que el 34% de las neumonías extrahospitalarias que habían requerido ingreso eran asociadas a cuidados de la salud [2].

El contacto con el sistema sanitario aumenta la probabilidad de que la infección pueda estar causada además de por los microorganismos habituales de la neumonía adquirida en la comunidad (NAC), por otros …