Ir al contenido principal

REMI 2099. Satisfacción y burnout entre profesionales médicos

ARTÍCULO ORIGINAL: Changes in Burnout and Satisfaction With Work-Life Balance in Physicians and the General US Working Population Between 2011 and 2014. Shanafelt TD, Hasan O, Dyrbye LN , Sinsky C, Satele D, Sloan J, West CP. Mayo Clin Proc 2015; 90: 1600-1613. [Resumen] [Artículos relacionados]
   
INTRODUCCIÓN: Las profesiones sanitarias están consideradas como unas de las que presentan mayor propensión para que sus trabajadores presenten datos de “estar quemado” (síndrome de burnout). El presente trabajo se intenta acercar a la incidencia de este problema entre los médicos norteamericanos.
   
RESUMEN: Se le envían en el año 2014 encuestas a 35.922 médicos norteamericanos con ítems estructurados para evaluar si dichos profesionales tenían síndrome de burnout (SB), así como datos de depresión e ideas de suicidio. Se compararon los datos con otro estudio similar realizado en el año 2011 y también con una población trabajadora de otras profesiones. Respondieron la encuesta sólo el 19% de los médicos. Presentaban algún rasgo de SB el 54,4% de los médicos, mostrando niveles altos de agotamiento emocional el 46%, tasa alta de despersonalización el 34,6%, y bajo grado de satisfacción laboral el 16,3%. Mostraron datos de depresión el 39,8% e ideas de suicidio el 6,4%. La especialidad que mostraba mayores tasas de SB era medicina de emergencias, llegando al 70%. Se evidenció respecto al estudio de 3 años antes que la tasa de SB se incrementó en un 10%. Comparativamente los médicos mostraban una tasa doble de SB que el resto de trabajadores. 
   
COMENTARIO: Con las limitaciones propias de un estudio realizado con encuestas anónimas, de envío voluntario y con un porcentaje bajo de respuesta, los datos son preocupantes [1], con unos valores muy altos de síndrome de burnout entre los médicos americanos y con un inquietante incremento en los últimos años. Probablemente las cifras reflejadas en el estudio no sean extrapolables al personal sanitario de las UCI españolas [2], pero sí nos debe estimular para buscar medidas tanto organizativas como estructurales, individuales y de equipo para prevenir su presencia entre el personal sanitario en general y entre los que trabajamos en el ámbito de las UCI en particular [3].
    
Antonio García Jiménez
Hospital Arquitecto Marcide, Ferrol, A Coruña.
© REMI, http://medicina-intensiva.com. Diciembre 2015.
      
ENLACES:
  1. Disturbing Trends in Physician Burnout and Satisfaction With Work-Life Balance: Dealing With Malady Among the Nation's Healers. Ariely D, Lanier WL. Mayo Clin Proc 2015; 90: 1593-1596. [PubMed]
  2. Síndrome de burnout en distintas Unidades de Cuidados Intensivos. Frade Mera MJ, Vinagre Gaspar R, Zaragoza García I, Viñas Sánchez S, Antúnez Melero E, Alvarez González S, Malpartida Martín P. Enferm Intensiva 2009; 20: 131. [PubMed]
  3. Impact of organizational leadership on physician burnout and satisfaction. Shanafelt TD, Gorringe G, Menaker R, Storz KA, Reeves D, Buskirk SJ, Sloan JA, Swensen SJ. Mayo Clin Proc 2015; 90: 432-440. [PubMed
BÚSQUEDA EN PUBMED:
  • Enunciado: encuestas publicadas en 2015 sobre burnout en las profesiones sanitarias
  • Sintaxis: health professional Burnout survey AND 2015[dp] 
  • [Resultados]
 [https://www.facebook.com/medicina.intensiva2.0] [https://www.facebook.com/groups/forodeuci/]    

Comentarios

Publicar un comentario

Se ruega que los autores de los comentarios se identifiquen (nombre, apellidos, lugar de trabajo)

Entradas populares de este blog

REMI 2144. La inutilidad de la presión venosa central para valorar la necesidad de fluidos, en cifras

ARTÍCULO ORIGINAL: Systematic review including re-analyses of 1148 individual data sets of central venous pressure as a predictor of fluid responsiveness. Eskesen TG, Wetterslev M, Perner A. Intensive Care Med 2016; 42(3): 324-332. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: El tratamiento de los distintos tipos de shock se basa en una combinación de fluidos, vasopresores e inotropos. En todos los casos, para maximizar el gasto cardiaco es necesario tener una precarga suficiente, pero el exceso de volumen se asocia a resultados adversos. Se ha comprobado que el 50% de los pacientes críticos no responden a la infusión rápida de líquidos con un aumento del gasto cardiaco; disponer de un parámetro capaz de predecir la respuesta a volumen es por tanto una guía fundamental para el tratamiento de los pacientes con compromiso hemodinámico [1]. A pesar de que los estudios previos han mostrado que la presión venosa central (PVC) no sirve para predecir la respuesta a volumen [2], este par…

REMI 2199. Influencia de la intubación traqueal en la supervivencia de la parada cardiaca hospitalaria en adultos

ARTÍCULO ORIGINAL: Association between tracheal intubation during adult in-hospital cardiac arrest and survival. Andersen LW, Granfeldt A, Callaway CW, Bradley SM, Soar J, Nolan JP, Kurth T, Donnino MW. for the American Heart Association's Get with Guidelines-Resuscitation investigators. JAMA 2017; 317: 494-506. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: La intubación traqueal durante la resucitación de la parada cardiaca, según las recomendaciones internacionales [1], es un procedimiento que no se debe realizar inicialmente y solamente por profesionales expertos, dando prioridad a compresiones torácicas ininterrumpidas. Al igual de otras intervenciones, como la administración de adrenalina, no se dispone de ensayos clínicos que demuestren sus efectos, aunque existe cierta evidencia contra su empleo [2]. RESUMEN: Análisis retrospectivo sobre el registro prospectivo multicéntrico de paradas cardiacas hospitalarias “Get with Guidelines-Resuscitation registry” (2000-2014). El …

A152. Neumonía asociada a cuidados sanitarios (NACS)

1. Concepto
Se denomina “neumonía asociada a cuidados sanitarios” (NACS) a la ocurrida en pacientes que han estado en contacto reciente con la asistencia sanitaria, pero que no se encuentran (o llevan menos de 48 horas) hospitalizados. La NACS representa un elevado porcentaje de las neumonías extrahospitalarias que requieren ingreso hospitalario, y no deben confundirse con neumonías comunitarias; en una reciente revisión sistemática, la NACS supuso entre el 17 y el 67% de todas las neumonías extrahospitalarias, con una media del 36% [1]. Esta cifra coincide con la de un estudio reciente realizado en 72 servicios de Medicina Interna de 66 hospitales españoles, en el que el 34% de las neumonías extrahospitalarias que habían requerido ingreso eran asociadas a cuidados de la salud [2].

El contacto con el sistema sanitario aumenta la probabilidad de que la infección pueda estar causada además de por los microorganismos habituales de la neumonía adquirida en la comunidad (NAC), por otros …