Ir al contenido principal

REMI 2070. ¿Tratamiento antibiótico profiláctico en la parada cardíaca extrahospitalaria?

ARTÍCULO ORIGINAL: Prophylactic antibiotics are associated with a lower incidence of pneumonia in cardiac arrest survivors treated with targeted temperature management. Gagnon DJ, Nielsen N, Fraser GL, Riker RR, Dziodzio J, Sunde K, Hovdenes J, Stammet P, Friberg H, Rubertsson S, Wanscher M, Seder DB. Resuscitation 2015; 92: 154-159. [Resumen] [Artículos relacionados]
   
INTRODUCCIÓN: Las infecciones, especialmente la neumonía precoz, son complicaciones que se observan con elevada frecuencia tras la parada cardíaca (PC), con y sin control de temperatura (hasta el 65%). Los antibióticos profilácticos (APRO) han mostrado disminuir la incidencia de neumonía precoz en los pacientes comatosos con lesión cerebral estructural. Sin embargo, no hay estudios prospectivos que evalúen con claridad el efecto de los APRO en la incidencia de neumonía o en el resultado funcional de los supervivientes de una PC. 
   
RESUMEN: Los autores del trabajo estudian una cohorte retrospectiva, comparando los pacientes tratados con APRO con aquellos que no recibieron antibióticos profilácticos, usando el Northern Hypothermia Network Registry. Este registro incluye pacientes adultos recuperados de una PC extrahospitalaria con puntuación de Glasgow inferior a 8 al ingreso hospitalario, tratados con control de temperatura en 32-34º, en 38 centros participantes. 416 de los 1.240 pacientes (33,5%) recibieron APRO. Los grupos fueron similares en cuanto a ritmo inicial de parada y tiempo desde el colapso hasta la recuperación. El grupo de pacientes que recibieron APRO tuvieron la cuarta parte de neumonías (12,6 frente a 54,9%; P < 0,001) y sepsis (1,2 frente a 5,7%), comparado con los pacientes que no recibieron antibióticos. A diferencia, la estancia en UCI (98 frente a 100 horas) y la incidencia de buen resultado funcional CPC 1-2 (41,1 frente a 36,6%) fue similar entre ambos grupos. El análisis de regresión logística demostró que los APRO se asociaron de manera independiente con una más baja incidencia de neumonía (OR 0,09; IC 95% 0,06-0,14; P <  0,001) y una incidencia similar de buen resultado funcional.
   
COMENTARIO: Los autores enfatizan la disminución de la neumonía y la sepsis en una gran cohorte de pacientes, de un registro multinacional. La influencia de la administración de APRO en la incidencia de infección, la asemejan a los resultados de dos ensayos aleatorizados, placebo-controlados en pacientes comatosos con lesión cerebral estructural que requieren intubación traqueal. Reconocen las limitaciones del estudio, fundamentalmente dependientes de la recogida retrospectiva de los datos y que tampoco se pudo valorar si el uso de antibióticos alteró las resistencias bacterianas. Aunque los autores demuestran con un amplio número de enfermos una clara disminución de las infecciones, la recogida retrospectiva de los datos y la limitada calidad de la evidencia, nos deben hacer mantener la duda de si se debe realizar de manera generalizada la profilaxis antibiótica a todos los pacientes tras una PC. Habrá que estar atentos a los resultados del estudio del grupo ANTHARTIC [1], que en la actualidad está en desarrollo, para poder contestar a esta pregunta de una forma definitiva.
    
José Luis Pérez Vela
Hospital Universitario “12 de Octubre”, Madrid. 
© REMI, http://medicina-intensiva.com. Agosto 2015.
      
ENLACES:
  1. Antibiotherapy During Therapeutic Hypothermia to Prevent Infectious Complications (ANTHARTIC). Clinicaltrials.gov. [Enlace]
BÚSQUEDA EN PUBMED:
  • Enunciado: Profilaxis antibiótica en la parada cardiaca
  • Sintaxis: Prophylactic antibiotics AND cardiac arrest 
  • [Resultados]

Comentarios

Entradas populares de este blog

REMI 2144. La inutilidad de la presión venosa central para valorar la necesidad de fluidos, en cifras

ARTÍCULO ORIGINAL: Systematic review including re-analyses of 1148 individual data sets of central venous pressure as a predictor of fluid responsiveness. Eskesen TG, Wetterslev M, Perner A. Intensive Care Med 2016; 42(3): 324-332. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: El tratamiento de los distintos tipos de shock se basa en una combinación de fluidos, vasopresores e inotropos. En todos los casos, para maximizar el gasto cardiaco es necesario tener una precarga suficiente, pero el exceso de volumen se asocia a resultados adversos. Se ha comprobado que el 50% de los pacientes críticos no responden a la infusión rápida de líquidos con un aumento del gasto cardiaco; disponer de un parámetro capaz de predecir la respuesta a volumen es por tanto una guía fundamental para el tratamiento de los pacientes con compromiso hemodinámico [1]. A pesar de que los estudios previos han mostrado que la presión venosa central (PVC) no sirve para predecir la respuesta a volumen [2], este par…

REMI 2199. Influencia de la intubación traqueal en la supervivencia de la parada cardiaca hospitalaria en adultos

ARTÍCULO ORIGINAL: Association between tracheal intubation during adult in-hospital cardiac arrest and survival. Andersen LW, Granfeldt A, Callaway CW, Bradley SM, Soar J, Nolan JP, Kurth T, Donnino MW. for the American Heart Association's Get with Guidelines-Resuscitation investigators. JAMA 2017; 317: 494-506. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: La intubación traqueal durante la resucitación de la parada cardiaca, según las recomendaciones internacionales [1], es un procedimiento que no se debe realizar inicialmente y solamente por profesionales expertos, dando prioridad a compresiones torácicas ininterrumpidas. Al igual de otras intervenciones, como la administración de adrenalina, no se dispone de ensayos clínicos que demuestren sus efectos, aunque existe cierta evidencia contra su empleo [2]. RESUMEN: Análisis retrospectivo sobre el registro prospectivo multicéntrico de paradas cardiacas hospitalarias “Get with Guidelines-Resuscitation registry” (2000-2014). El …

A152. Neumonía asociada a cuidados sanitarios (NACS)

1. Concepto
Se denomina “neumonía asociada a cuidados sanitarios” (NACS) a la ocurrida en pacientes que han estado en contacto reciente con la asistencia sanitaria, pero que no se encuentran (o llevan menos de 48 horas) hospitalizados. La NACS representa un elevado porcentaje de las neumonías extrahospitalarias que requieren ingreso hospitalario, y no deben confundirse con neumonías comunitarias; en una reciente revisión sistemática, la NACS supuso entre el 17 y el 67% de todas las neumonías extrahospitalarias, con una media del 36% [1]. Esta cifra coincide con la de un estudio reciente realizado en 72 servicios de Medicina Interna de 66 hospitales españoles, en el que el 34% de las neumonías extrahospitalarias que habían requerido ingreso eran asociadas a cuidados de la salud [2].

El contacto con el sistema sanitario aumenta la probabilidad de que la infección pueda estar causada además de por los microorganismos habituales de la neumonía adquirida en la comunidad (NAC), por otros …