Ir al contenido principal

REMI 1964. Prácticas de sedoanalgesia en las UCI canadienses

Artículo originalAnalgesic, sedative, antipsychotic, and neuromuscular blocker use in Canadian intensive care units: a prospective, multicentre, observational study. Burry LD, Williamson DR, Perreault MM, Rose L, Cook DJ, Ferguson ND, Lapinsky SC, Mehta S. Can J Anaesth 2014. [Resumen] [Artículos relacionados]
   
Introducción: La medición es fundamental para la mejora de la calidad; es necesario conocer las prácticas de sedación y analgesia en las UCI para poder incidir en las prácticas menos acordes con el "estado del arte". En sedoanalgesia, las guías de práctica clínica (GPC) recomiendan priorizar la analgesia sobre la sedación, evitar la sedación profunda y medir con escalas validadas el dolor, la sedación y el delirio de los pacientes críticos.
       
Resumen: Se llevó a cabo un estudio prospectivo y observacional en 51 UCI canadienses que incluyó todos los pacientes que recibieron ventilación mecánica durante un periodo de dos semanas. El 54% de las unidades disponían de protocolos de sedación, el 65% de escalas de sedación, y el 47% de escalas de dolor. Se incluyeron 712 pacientes (3.620 estancias). La duración mediana de la ventilación mecánica fue 3 días, y el 92% de los pacientes recibieron sedoanalgesia (opiáceos 85%, benzodiacepinas 62%, propofol 10%), el 18% bloqueantes neuromusculares y el 10% antipsicóticos. Se usaron sujeciones físicas en el 53% de los pacientes y el 43% de las estancias. El uso de protocolos y escalas fue escaso: protocolo de sedación 25%, interrupción diaria de la sedación 5%, escala de sedación 53%, de dolor 19%, de delirio 5%. Se produjo retirada accidental de dispositivos en el 4,9%, y el 76% de estos eventos se produjo durante los periodos sin sedación.
      
Comentario: El estudio muestra la práctica actual de sedoanalgesia en otro ámbito geográfico y cultural distinto del nuestro, con bastantes elementos que se alejan de las recomendaciones de las GPC; quizá una de las razones es que éstas se basan en un nivel de evidencia bajo procedente de estudios difíciles de aplicar a la práctica diaria. Por otro lado, los estándares asistenciales que reflejan este tipo de estudios a menudo se deben a costumbres y rutinas aprendidas o a la presión comercial más que a evidencias científicas. En cualquier caso, parece que estamos asistiendo a un cambio lento de tendencia en las prácticas de sedoanalgesia en todo el mundo, pero que aún queda mucho camino por recorrer.
   
Eduardo Palencia Herrejón
Hospital Universitario Infanta Leonor, Madrid.
© REMI, http://medicina-intensiva.com. Mayo 2014.
      
Enlaces:
  1. Sedation in French intensive care units: a survey of clinical practice. [No authors listed]. Ann Intensive Care 2013; 3: 24. [PubMed] [Texto completo]
  2. Payen JF, Chanques G, Mantz J, et al. Current practices in sedation and analgesia for mechanically ventilated critically ill patients: a prospective multicenter patient-based study. Anesthesiology 2007; 106: 687-695. [PubMed] [Texto completo]
  3. Reschreiter H, Maiden M, Kapila A. Sedation practice in the intensive care unit: a UK national survey. Crit Care 2008; 12: R152. [PubMed] [Texto completo]
  4. Salluh JI, Dal-Pizzol F, Mello PV, et al. Delirium recognition and sedation practices in critically ill patients: a survey on the attitudes of 1015 Brazilian critical care physicians. J Crit Care 2009; 24: 556-562. [PubMed]
Búsqueda en PubMed:
  • Enunciado: Encuestas sobre sedación en el enfermo crítico
  • Sintaxis: sedation "data collection"[mh] "critical illness"[mh]
  • [Resultados]
           

Comentarios

Entradas populares de este blog

REMI 2144. La inutilidad de la presión venosa central para valorar la necesidad de fluidos, en cifras

ARTÍCULO ORIGINAL: Systematic review including re-analyses of 1148 individual data sets of central venous pressure as a predictor of fluid responsiveness. Eskesen TG, Wetterslev M, Perner A. Intensive Care Med 2016; 42(3): 324-332. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: El tratamiento de los distintos tipos de shock se basa en una combinación de fluidos, vasopresores e inotropos. En todos los casos, para maximizar el gasto cardiaco es necesario tener una precarga suficiente, pero el exceso de volumen se asocia a resultados adversos. Se ha comprobado que el 50% de los pacientes críticos no responden a la infusión rápida de líquidos con un aumento del gasto cardiaco; disponer de un parámetro capaz de predecir la respuesta a volumen es por tanto una guía fundamental para el tratamiento de los pacientes con compromiso hemodinámico [1]. A pesar de que los estudios previos han mostrado que la presión venosa central (PVC) no sirve para predecir la respuesta a volumen [2], este par…

REMI 2199. Influencia de la intubación traqueal en la supervivencia de la parada cardiaca hospitalaria en adultos

ARTÍCULO ORIGINAL: Association between tracheal intubation during adult in-hospital cardiac arrest and survival. Andersen LW, Granfeldt A, Callaway CW, Bradley SM, Soar J, Nolan JP, Kurth T, Donnino MW. for the American Heart Association's Get with Guidelines-Resuscitation investigators. JAMA 2017; 317: 494-506. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: La intubación traqueal durante la resucitación de la parada cardiaca, según las recomendaciones internacionales [1], es un procedimiento que no se debe realizar inicialmente y solamente por profesionales expertos, dando prioridad a compresiones torácicas ininterrumpidas. Al igual de otras intervenciones, como la administración de adrenalina, no se dispone de ensayos clínicos que demuestren sus efectos, aunque existe cierta evidencia contra su empleo [2]. RESUMEN: Análisis retrospectivo sobre el registro prospectivo multicéntrico de paradas cardiacas hospitalarias “Get with Guidelines-Resuscitation registry” (2000-2014). El …

A152. Neumonía asociada a cuidados sanitarios (NACS)

1. Concepto
Se denomina “neumonía asociada a cuidados sanitarios” (NACS) a la ocurrida en pacientes que han estado en contacto reciente con la asistencia sanitaria, pero que no se encuentran (o llevan menos de 48 horas) hospitalizados. La NACS representa un elevado porcentaje de las neumonías extrahospitalarias que requieren ingreso hospitalario, y no deben confundirse con neumonías comunitarias; en una reciente revisión sistemática, la NACS supuso entre el 17 y el 67% de todas las neumonías extrahospitalarias, con una media del 36% [1]. Esta cifra coincide con la de un estudio reciente realizado en 72 servicios de Medicina Interna de 66 hospitales españoles, en el que el 34% de las neumonías extrahospitalarias que habían requerido ingreso eran asociadas a cuidados de la salud [2].

El contacto con el sistema sanitario aumenta la probabilidad de que la infección pueda estar causada además de por los microorganismos habituales de la neumonía adquirida en la comunidad (NAC), por otros …