REMI 1860. Determinación de lactato en la sepsis: ¿arterial o venoso?

Artículo original: Peripheral venous and arterial lactate agreement in septic patients in the Emergency Department: a pilot study. Browning R, Datta D, Gray AJ, Graham C. Eur J Emerg Med 2013. [Resumen] [Artículos relacionados]
 
Introducción: La determinación de lactato en los pacientes con sepsis ha mostrado valor pronóstico y utilidad como guía terapéutica, motivo por el que se recomienda como medida fundamental en las guías de la Campaña Sobrevivir a la Sepsis, y se incluye en los algoritmos de resucitación de la sepsis grave [1]. Sin embargo, existen dudas sobre la interpretación de los niveles de lactato obtenidos de sangre venosa comparados con los de sangre arterial, ya que el lactato venoso puede representar metabolismo local y no el estado de perfusión global del organismo. La correspondencia entre lactato arterial y venoso se ha evaluado previamente [2, 3], pero no específicamente en pacientes con sepsis.
 
Resumen: Se realizó un estudio prospectivo en 37 pacientes adultos con sospecha de sepsis (8 de ellos sepsis grave) atendidos en un departamento de urgencias, excluyéndose los pacientes con insuficiencia hepática y uso de metformina. En estos pacientes se realizó secuencialmente la determinación de lactato arterial (LA) y venoso (LV), y la correspondencia entre ambas fue comparada mediante el método de Bland-Altman y la prueba t para diferencia de medias en muestras emparejadas. Se encontró una diferencia media de 0,54 (IC 95% 0,43-0,64). En todos los casos el LV fue más alto que el LA, y los límites de concordancia del 95% fueron -0,11 a 1,18 mmol/L.
 
Comentario: El estudio muestra que hay una diferencia sistemática entre lactato arterial y venoso, pero de magnitud variable, que en algunos casos puede ser marcada, y que los límites de concordancia entre las dos determinaciones no son estrechos. Todo ello sugiere que las cifras elevadas de lactato venoso deben interpretarse con precaución, pues pueden tratarse de falsos positivos, pero probablemente un lactato venoso normal indica un estado de perfusión adecuado. Su principal limitación es el escaso número de pacientes estudiados, y como consecuencia de ello, incluir un espectro de pacientes incompleto (hay solo tres pacientes con lactato > 4, en el 70% de los casos se trata de infecciones respiratorias, y solo incluye pacientes no hospitalizados). Por todo ello, el estudio ni confirma ni descarta la validez del lactato venoso como señal de alarma en las fases iniciales de la sepsis. Es necesario realizar un estudio de mayor tamaño, con un espectro de pacientes más amplio.
 
Eduardo Palencia Herrejón
Hospital Universitario Infanta Leonor, Madrid.
© REMI, http://medicina-intensiva.com. Junio 2013.
 
Enlaces:
  1. Campaña Sobrevivir a la Sepsis [Enlace]
  2. Agreement between peripheral venous and arterial lactate levels. Gallagher EJ, Rodriguez K, Touger M. Ann Emerg Med 1997; 29(4): 479-483. [PubMed]
  3. Can we predict arterial lactate from venous lactate in the ED? Mikami A, Ohde S, Deshpande GA, Mochizuki T, Otani N, Ishimatsu S. Am J Emerg Med 2013. [PubMed]
Búsqueda en PubMed:
  • Enunciado: Lactato arterial y venoso en la sepsis
  • Sintaxis: "lactic acid"[mh] arterial venous AND sepsis[mh]
  • [Resultados]
    

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ruega que los autores de los comentarios se identifiquen (nombre, apellidos, lugar de trabajo)

A233. Big data en la asistencia sanitaria (II)

Autor: Juan B. López-Messa Complejo Universitario Hospitalario de Palencia. © REMI,  http://medicina-intensiva.com . Julio 2017.   FUE...