Ir al contenido principal

REMI 1818. Trombosis venosa profunda en pacientes politraumatizados

Artículo original: Venous thromboembolism after trauma: a never event? Thorson CM, Ryan ML, Van Haren RM, Curia E, Barrera JM, Guarch GA, Busko AM, Namias N, Livingstone AS, Proctor KG. Crit Care Med 2012; 40(11): 2967-2973. [PubMed] [Artículos relacionados]
 
Introducción: Los pacientes politraumatizados presentan numerosos factores de riesgo para desarrollar trombosis venosas profundas (TVP). El objetivo de este estudio fue evaluar de manera sistemática la incidencia de TVP en este grupo de pacientes.
 
Resumen: Estudio prospectivo realizado durante 18 meses en un centro de trauma de los Estados Unidos. De los 534 pacientes ingresados, se incluyeron 106 pacientes con mayor riesgo “a priori” de desarrollar TVP según un puntaje validado [1, 4]. Un radiólogo realizó una ecografía de extremidades inferiores en las primeras 24 horas, a los 7 días y ante la sospecha clínica. El 75% de los pacientes recibieron anticoagulación profiláctica con heparina sódica o fraccionada y métodos compresivos. Hasta en el 28% de los pacientes se objetivó TVP, siendo asintomática en el 75% de ellos. La incidencia fue parecida entre los pacientes que recibieron anticoagulación profiláctica y los que no la recibieron. La mayor parte de los diagnósticos se realizaron durante la primera semana del ingreso. Los factores de riesgo asociados de manera independiente con el desarrollo de TVP fueron un puntaje de riesgo elevado y la presencia de una fractura pélvica quirúrgica.
 
Comentario: Un reciente artículo comentado en REMI [2] alertaba sobre la elevada incidencia de enfermedad tromboembólica no sospechada en pacientes médicos. Este trabajo enfatiza sobre la misma problemática pero en pacientes traumatizados. El estudio deja abiertas dos importantes cuestiones; por un lado, si debemos o no realizar despistaje sistemático de esta patología en los pacientes de mayor riesgo y si el intensivista formado está capacitado para realizarlo [3]; y segundo, si las dosis recomendadas para la profilaxis de la TVP son suficientes en pacientes de riesgo elevado [4].
 
Ferran Roche Campo
Hospital de Sant Pau. Barcelona.
© REMI, http://medicina-intensiva.com. Enero 2013.
 
Enlaces:
  1. The risk assessment profile score identifies trauma patients at risk for deep vein thrombosis. Gearhart MM, Luchette FA, Proctor MC, Lutomski DM, Witsken C, James L, Davis K Jr, Johannigman JA, Hurst JM, Frame SB. Surgery 2000; 128(4): 631-640. [PubMed]
  2. Pulmonary embolism in mechanically ventilated patients requiring computed tomography: Prevalence, risk factors, and outcome. Minet C, Lugosi M, Savoye PY, Menez C, Ruckly S, Bonadona A, Schwebel C, Hamidfar-Roy R, Dumanoir P, Ara-Somohano C, Ferretti GR, Timsit JF. Crit Care Med 2012; 40(12): 3202-3208. [PubMed] [REMI
  3. Accuracy of ultrasonography performed by critical care physicians for the diagnosis of DVT. Kory PD, Pellecchia CM, Shiloh AL, Mayo PH, DiBello C, Koenig S. Chest 2011; 139(3): 538-542. [PubMed] [PDF
  4. Deep vein thrombosis prophylaxis in trauma patients. Toker S, Hak DJ, Morgan SJ. Thrombosis 2011: 505373. [PubMed] [PDF
Búsqueda en PubMed:
  • Enunciado: Trombosis venosa profunda en pacientes traumáticos
  • Sintaxis: “Venous thromboembolism” AND “Trauma”
  • [Resultados]
 

Comentarios

Entradas populares de este blog

REMI 2144. La inutilidad de la presión venosa central para valorar la necesidad de fluidos, en cifras

ARTÍCULO ORIGINAL: Systematic review including re-analyses of 1148 individual data sets of central venous pressure as a predictor of fluid responsiveness. Eskesen TG, Wetterslev M, Perner A. Intensive Care Med 2016; 42(3): 324-332. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: El tratamiento de los distintos tipos de shock se basa en una combinación de fluidos, vasopresores e inotropos. En todos los casos, para maximizar el gasto cardiaco es necesario tener una precarga suficiente, pero el exceso de volumen se asocia a resultados adversos. Se ha comprobado que el 50% de los pacientes críticos no responden a la infusión rápida de líquidos con un aumento del gasto cardiaco; disponer de un parámetro capaz de predecir la respuesta a volumen es por tanto una guía fundamental para el tratamiento de los pacientes con compromiso hemodinámico [1]. A pesar de que los estudios previos han mostrado que la presión venosa central (PVC) no sirve para predecir la respuesta a volumen [2], este par…

REMI 2199. Influencia de la intubación traqueal en la supervivencia de la parada cardiaca hospitalaria en adultos

ARTÍCULO ORIGINAL: Association between tracheal intubation during adult in-hospital cardiac arrest and survival. Andersen LW, Granfeldt A, Callaway CW, Bradley SM, Soar J, Nolan JP, Kurth T, Donnino MW. for the American Heart Association's Get with Guidelines-Resuscitation investigators. JAMA 2017; 317: 494-506. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: La intubación traqueal durante la resucitación de la parada cardiaca, según las recomendaciones internacionales [1], es un procedimiento que no se debe realizar inicialmente y solamente por profesionales expertos, dando prioridad a compresiones torácicas ininterrumpidas. Al igual de otras intervenciones, como la administración de adrenalina, no se dispone de ensayos clínicos que demuestren sus efectos, aunque existe cierta evidencia contra su empleo [2]. RESUMEN: Análisis retrospectivo sobre el registro prospectivo multicéntrico de paradas cardiacas hospitalarias “Get with Guidelines-Resuscitation registry” (2000-2014). El …

A152. Neumonía asociada a cuidados sanitarios (NACS)

1. Concepto
Se denomina “neumonía asociada a cuidados sanitarios” (NACS) a la ocurrida en pacientes que han estado en contacto reciente con la asistencia sanitaria, pero que no se encuentran (o llevan menos de 48 horas) hospitalizados. La NACS representa un elevado porcentaje de las neumonías extrahospitalarias que requieren ingreso hospitalario, y no deben confundirse con neumonías comunitarias; en una reciente revisión sistemática, la NACS supuso entre el 17 y el 67% de todas las neumonías extrahospitalarias, con una media del 36% [1]. Esta cifra coincide con la de un estudio reciente realizado en 72 servicios de Medicina Interna de 66 hospitales españoles, en el que el 34% de las neumonías extrahospitalarias que habían requerido ingreso eran asociadas a cuidados de la salud [2].

El contacto con el sistema sanitario aumenta la probabilidad de que la infección pueda estar causada además de por los microorganismos habituales de la neumonía adquirida en la comunidad (NAC), por otros …