Ir al contenido principal

REMI 1809. Propuestas para mejorar la eficiencia de la Sanidad Pública

Artículo original: Identificación y priorización de actuaciones de mejora de la eficiencia en el Sistema Nacional de Salud. Peiró S, Artells JJ, Meneu R. Gac Sanit 2011; 25(2): 95-105. [Resumen] [Artículos relacionados] [Texto completo] [PDF]

Introducción: Las recientes medidas propuestas por el Gobierno de Madrid para la contención del gasto sanitario público han recibido el rechazo unánime de la profesión médica, por cuanto suponen, tras la excusa de la urgencia presupuestaria por reducir el gasto en el 2013, el trasvase directo de dinero público a manos privadas que desde el primer momento obtendrán beneficios sin asumir riesgos, a las que se entrega la gestión de los hospitales más eficientes y las carteras de servicios de menor complejidad, lastrando el presupuesto sanitario de los próximos diez años. Frente a políticas tan cortas de miras, se multiplican las voces dentro y fuera de la profesión que abogan por una reforma en profundidad de nuestro sistema sanitario, que identifique y corrija las ineficiencias existentes, bajo la premisa del buen gobierno, como requisito previo a la buena gestión.
 
Resumen: Se reunieron trece expertos con experiencia en gestión sanitaria para, respondiendo a una pregunta (tabla I) mediante técnicas grupales, desarrollar propuestas para mejorar la eficiencia en el Sistema Nacional de Salud español. En total se presentaron 101 propuestas, que junto con las 11 medidas legislativas implantadas por el gobierno de España en el año 2010 para contener el gasto (básicamente reducción de sueldos y bajada de precios de medicamentos) completaron 112 propuestas, que fueron puntuadas de 1 a 9 en cinco dimensiones: 1) eficiencia y/o impacto presupuestario; 2) facilidad de implementación; 3) tiempo necesario para que las medidas tuvieran un impacto sustantivo; 4) posibilidad de efectos negativos; y 5) valoración global. Las medidas se clasificaron en las siguientes áreas temáticas: transparencia y buen gobierno, concentración de servicios y optimización del tamaño de los hospitales, políticas asistenciales y preventivas, gestión de la demanda, evaluación de tecnologías y medicamentos, refuerzo del papel de la atención primaria y la coordinación entre niveles asistenciales, medidas sobre precios, políticas de personal y estrategias de macro y mesogestión. Se ordenaron las medidas una vez puntuadas por prioridad y eficiencia. La medida considerada por el panel como más prioritaria y con mayor impacto económico fue "controlar la corrupción y la partitocracia". Solo dos de las medidas adoptadas por el gobierno se situaron entre las 31 medidas consideradas como más prioritarias (puntuación global de 7 a 9).
 
Comentario: El estudio pone de manifiesto la existencia de múltiples medidas que pueden aplicarse para mejorar la eficiencia del sistema sanitario, que contrastan con la inmediatez y ausencia de proyecto de las que se pueden considerar meros "recortes" del gasto. Se ha señalado la necesidad de buen gobierno, como aspecto diferenciado de la gestión, y que debe estar regido por dos principios fundamentales: vocación de servicio público y transparencia democrática [1]. Ambos parecen estar ausentes en las políticas sanitarias actuales. Se ha señalado en un duro alegato que el sistema sanitario español se encuentra en una encrucijada, atenazado por la corrupción, propiciada y mantenida por los partidos políticos [2]. En este momento crucial la participación de todos los colectivos implicados es imprescindible para emprender reformas que aseguren una asistencia sanitaria sostenible y de la máxima calidad.
 
Tabla I. Pregunta:
 
¿Qué acciones/medidas -macro, meso y micro- podrían ser iniciadas en los próximos meses para mejorar la eficiencia, y reducir el derroche y/o el gasto innecesario en el SNS, manteniendo los resultados clínicos y de salud para pacientes y poblaciones? 
 
Eduardo Palencia Herrejón
Hospital Universitario Infanta Leonor, Madrid.
© REMI, http://medicina-intensiva.com. Diciembre 2012.
 
Enlaces:
  1. El buen gobierno, ¿eslabón perdido en la calidad en el SNS español? Freire JM. Rev Calid Asist 2011; 26(4): 211-214. [PubMed]
  2. Transparencia y buen gobierno en sanidad. También para salir de la crisis. Meneu R, Ortún V. Gac Sanit 2011; 25(4): 333-338. [PubMed]
  
Búsqueda en PubMed:
  • Enunciado: Gobierno clínico y eficiencia
  • Sintaxis: "clinical governance"[mh] AND efficiency
  • [Resultados]
  

Comentarios

  1. Los problemas de gestión de los sitemas sanitarios se corrigen gestionando de manera adecuada, no traspasando al sector privado la Sanidad Pública.

    La sanidad no se vende, se defiende.

    ResponderEliminar
  2. Los problemas de gestión de los sitemas sanitarios se corrigen gestionando de manera adecuada, no traspasando al sector privado la Sanidad Pública.

    La sanidad no se vende, se defiende.

    ResponderEliminar
  3. Un insumo importante a la hora del debate

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada

Se ruega que los autores de los comentarios se identifiquen (nombre, apellidos, lugar de trabajo)

Entradas populares de este blog

REMI 2144. La inutilidad de la presión venosa central para valorar la necesidad de fluidos, en cifras

ARTÍCULO ORIGINAL: Systematic review including re-analyses of 1148 individual data sets of central venous pressure as a predictor of fluid responsiveness. Eskesen TG, Wetterslev M, Perner A. Intensive Care Med 2016; 42(3): 324-332. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: El tratamiento de los distintos tipos de shock se basa en una combinación de fluidos, vasopresores e inotropos. En todos los casos, para maximizar el gasto cardiaco es necesario tener una precarga suficiente, pero el exceso de volumen se asocia a resultados adversos. Se ha comprobado que el 50% de los pacientes críticos no responden a la infusión rápida de líquidos con un aumento del gasto cardiaco; disponer de un parámetro capaz de predecir la respuesta a volumen es por tanto una guía fundamental para el tratamiento de los pacientes con compromiso hemodinámico [1]. A pesar de que los estudios previos han mostrado que la presión venosa central (PVC) no sirve para predecir la respuesta a volumen [2], este par…

REMI 2199. Influencia de la intubación traqueal en la supervivencia de la parada cardiaca hospitalaria en adultos

ARTÍCULO ORIGINAL: Association between tracheal intubation during adult in-hospital cardiac arrest and survival. Andersen LW, Granfeldt A, Callaway CW, Bradley SM, Soar J, Nolan JP, Kurth T, Donnino MW. for the American Heart Association's Get with Guidelines-Resuscitation investigators. JAMA 2017; 317: 494-506. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: La intubación traqueal durante la resucitación de la parada cardiaca, según las recomendaciones internacionales [1], es un procedimiento que no se debe realizar inicialmente y solamente por profesionales expertos, dando prioridad a compresiones torácicas ininterrumpidas. Al igual de otras intervenciones, como la administración de adrenalina, no se dispone de ensayos clínicos que demuestren sus efectos, aunque existe cierta evidencia contra su empleo [2]. RESUMEN: Análisis retrospectivo sobre el registro prospectivo multicéntrico de paradas cardiacas hospitalarias “Get with Guidelines-Resuscitation registry” (2000-2014). El …

A152. Neumonía asociada a cuidados sanitarios (NACS)

1. Concepto
Se denomina “neumonía asociada a cuidados sanitarios” (NACS) a la ocurrida en pacientes que han estado en contacto reciente con la asistencia sanitaria, pero que no se encuentran (o llevan menos de 48 horas) hospitalizados. La NACS representa un elevado porcentaje de las neumonías extrahospitalarias que requieren ingreso hospitalario, y no deben confundirse con neumonías comunitarias; en una reciente revisión sistemática, la NACS supuso entre el 17 y el 67% de todas las neumonías extrahospitalarias, con una media del 36% [1]. Esta cifra coincide con la de un estudio reciente realizado en 72 servicios de Medicina Interna de 66 hospitales españoles, en el que el 34% de las neumonías extrahospitalarias que habían requerido ingreso eran asociadas a cuidados de la salud [2].

El contacto con el sistema sanitario aumenta la probabilidad de que la infección pueda estar causada además de por los microorganismos habituales de la neumonía adquirida en la comunidad (NAC), por otros …