Ir al contenido principal

REMI 1807. ¿Gestión privada de los hospitales públicos?

Artículo original: Public–private partnerships for hospitals. McKee M, Edwards N, Atun R. Bull World Health Org 2006; 84: 890-896. [Resumen] [Artículos relacionados] [PDF 257 Kb]
 
Introducción: El gasto sanitario público supone un elevado coste monetario en la mayoría de países [1], aunque en España se encuentra entre los más bajos, tanto por habitante (fig. 1) como en proporción del Producto Interior Bruto (PIB) (fig. 2), comparativamente con otros países de la OCDE similares al nuestro [1]. Los países con economía de mercado recurren a distintos modelos de participación privada en el gasto y la asistencia sanitarios, pero hay muy poca experiencia en modelos como el que se ha iniciado en España en los últimos años, en que la administración contrata [2] los servicios de empresas con ánimo de lucro para gestionar la asistencia sanitaria pública.

Resumen: El estudio revisa las recientes experiencias en países con iniciativas de gestión privada de hospitales públicos, como Australia, Reino Unido y España. Se destaca la diferencia entre los distintos modelos ensayados y la ausencia de una evaluación rigurosa que permita evaluar sus ventajas e inconvenientes de forma definitiva. Sin embargo, alerta sobre el coste real de estos modelos, cómo los límites presupuestarios impuestos pueden impactar directamente en una disminución de la calidad de la asistencia prestada, las rigideces que estos modelos presentan y lo que supone un gran aumento (“prohibitivo”, en palabras de sus autores) en la complejidad de la gestión. Los autores señalan que no hay datos para asegurar si los múltiples problemas encontrados con estos modelos de gestión se deben a que éstos son inherentemente malos o a si su implantación ha sido defectuosa, pero concluye que la gestión privada de centros sanitarios públicos complica la ya de por sí difícil tarea de operar un hospital.

Comentario: Los autores de este estudio destacan la escasa experiencia existente en este tipo de gestión, que hasta ahora ha sido más negativa que positiva y arroja más sombras que luces. No parece que en una situación de crisis económica grave como la que atravesamos sea el mejor momento para llevar a cabo experimentos de cuestionable viabilidad y riesgos considerables, ya que cualquier error en los planes actuales pueden traer serias consecuencias a corto y medio plazo para la sanidad pública española. Máxime cuando ésta es unánimemente considerada como una de las mejores del mundo, con prestaciones de la máxima calidad, cobertura universal y costes inferiores a los de otros países. Más allá del debate ideológico, la opinión es unánime entre los expertos acerca de la necesidad de adquirir más experiencia sobre los distintos modelos de colaboración público-privada antes de decantarse sin ninguna garantía por modelos inexplorados [3]
 
Eduardo Palencia Herrejón
Hospital Universitario Infanta Leonor, Madrid.
© REMI, http://medicina-intensiva.com. Diciembre 2012.

Figura 1: Gasto sanitario anual por habitante, público y privado, países de la OCDE, 2009 [1]


Figura 2: Gasto sanitario en relación al PIB, público y privado, países de la OCDE, 2009 [1]

  
Enlaces:
  1. Health at a Glance 2011. OECD indicators. [Enlace]
  2. ¿Qué es privatización?: Is contracting a form of privatization? Perrot J. Bull World Health Organ 2006; 84(11): 910-911; discussion 912-913. [PubMed] [PDF 178 Kb]
  3. Public-Private Partnerships in the health sector: the Danish experience. Vrangbaek K. Health Econ Policy Law 2008; 3(Pt 2): 141-163. [PubMed]

Búsqueda en Google:
  • Colaboración pública y privada en las gestión de hospitales
  • private public partnership hospital management
  • [Resultados]
 

Comentarios

Entradas populares de este blog

REMI 2144. La inutilidad de la presión venosa central para valorar la necesidad de fluidos, en cifras

ARTÍCULO ORIGINAL: Systematic review including re-analyses of 1148 individual data sets of central venous pressure as a predictor of fluid responsiveness. Eskesen TG, Wetterslev M, Perner A. Intensive Care Med 2016; 42(3): 324-332. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: El tratamiento de los distintos tipos de shock se basa en una combinación de fluidos, vasopresores e inotropos. En todos los casos, para maximizar el gasto cardiaco es necesario tener una precarga suficiente, pero el exceso de volumen se asocia a resultados adversos. Se ha comprobado que el 50% de los pacientes críticos no responden a la infusión rápida de líquidos con un aumento del gasto cardiaco; disponer de un parámetro capaz de predecir la respuesta a volumen es por tanto una guía fundamental para el tratamiento de los pacientes con compromiso hemodinámico [1]. A pesar de que los estudios previos han mostrado que la presión venosa central (PVC) no sirve para predecir la respuesta a volumen [2], este par…

REMI 2199. Influencia de la intubación traqueal en la supervivencia de la parada cardiaca hospitalaria en adultos

ARTÍCULO ORIGINAL: Association between tracheal intubation during adult in-hospital cardiac arrest and survival. Andersen LW, Granfeldt A, Callaway CW, Bradley SM, Soar J, Nolan JP, Kurth T, Donnino MW. for the American Heart Association's Get with Guidelines-Resuscitation investigators. JAMA 2017; 317: 494-506. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: La intubación traqueal durante la resucitación de la parada cardiaca, según las recomendaciones internacionales [1], es un procedimiento que no se debe realizar inicialmente y solamente por profesionales expertos, dando prioridad a compresiones torácicas ininterrumpidas. Al igual de otras intervenciones, como la administración de adrenalina, no se dispone de ensayos clínicos que demuestren sus efectos, aunque existe cierta evidencia contra su empleo [2]. RESUMEN: Análisis retrospectivo sobre el registro prospectivo multicéntrico de paradas cardiacas hospitalarias “Get with Guidelines-Resuscitation registry” (2000-2014). El …

A152. Neumonía asociada a cuidados sanitarios (NACS)

1. Concepto
Se denomina “neumonía asociada a cuidados sanitarios” (NACS) a la ocurrida en pacientes que han estado en contacto reciente con la asistencia sanitaria, pero que no se encuentran (o llevan menos de 48 horas) hospitalizados. La NACS representa un elevado porcentaje de las neumonías extrahospitalarias que requieren ingreso hospitalario, y no deben confundirse con neumonías comunitarias; en una reciente revisión sistemática, la NACS supuso entre el 17 y el 67% de todas las neumonías extrahospitalarias, con una media del 36% [1]. Esta cifra coincide con la de un estudio reciente realizado en 72 servicios de Medicina Interna de 66 hospitales españoles, en el que el 34% de las neumonías extrahospitalarias que habían requerido ingreso eran asociadas a cuidados de la salud [2].

El contacto con el sistema sanitario aumenta la probabilidad de que la infección pueda estar causada además de por los microorganismos habituales de la neumonía adquirida en la comunidad (NAC), por otros …