Ir al contenido principal

REMI 1742. Ventilación no invasiva en la neumonía comunitaria grave

Artículo original: Non-invasive ventilation in community-acquired pneumonia and severe acute respiratory failure. Carrillo A, Gonzalez-Diaz G, Ferrer M, Martinez-Quintana ME, Lopez-Martinez A, Llamas N, Alcazar M, Torres A. Intensive Care Med 2012; 38(3): 458-466. [Resumen] [Artículos relacionados]

Introducción: La ventilación mecánica no invasiva (VMNI) se usa cada vez más en la insuficiencia respiratoria (IR) aguda, o crónica reagudizada, para evitar recurrir a la intubación orotraqueal (IOT). Cuando la IR es por neumonía, el uso de la VMNI es controvertido [1] al presentar peores resultados que en el edema de pulmón o en la reagudización de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Sería pues interesante encontrar predictores de éxito o fracaso de la VMNI en los pacientes con neumonía grave adquirida en la comunidad (NAC).

Resumen: En un estudio prospectivo observacional se incluyeron los enfermos con IR grave secundaria a NAC sometidos a VMNI en una UCI de un único centro, durante 12 años. Los criterios para iniciar la VMNI fueron: disnea moderada o intensa junto con taquipnea o aumento del trabajo respiratorio y una relación PaO2/FiO2 < 250. Se consideró que la VMNI había tenido éxito si el paciente no era intubado, era dado de alta de la UCI y permanecía vivo y consciente 24 horas después. De los 250 pacientes seguidos, el 74% (n = 184) recibió VMNI, la cuál tuvo éxito en el 63% de los casos (n = 116). Los principales motivos de fracaso fueron el empeoramiento de la insuficiencia respiratoria, shock e intolerancia a la VMNI. Los autores distinguieron también la evolución de la VMNI en función de si la IR era “de novo” o bien se producía en enfermos con insuficiencia respiratoria o cardiaca previa. Las variables asociadas de forma independiente al fracaso de la VMNI fueron el empeoramiento de los infiltrados radiológicos, la escala SOFA durante la VMNI, una frecuencia cardiaca elevada y una PO2/FiO2 y bicarbonato bajos después de 1 hora de VMNI. En los pacientes con enfermedad cardiológica o respiratoria previa la VMNI fracasó menos veces que en los que la insuficiencia respiratoria aparecía “de novo” (74% frente a 54%; P = 0,007)

Comentario: Aunque se trata de un estudio prospectivo en un único centro que cuenta con gran experiencia en el uso de VMNI –y por lo tanto no se pueden extrapolar conclusiones-, es congruente con datos encontrados en estudios previos [2] como que los enfermos con patología respiratoria o cardiaca responden mejor a la VMNI que los que no tenían esas patologías de base. De hecho, apoya la recomendación de que en los pacientes con IR de nueva aparición asociada a NAC y con predictores de fracaso de la VMNI como los descritos, no se retrase la intubación y ventilación mecánica convencional para disminuir su mortalidad.

Miguel Ángel González Gallego
Hospital Clínico San Carlos. Madrid
© REMI, http://medicina-intensiva.com. Marzo 2012.

Enlaces:
  1. BTS guidelines for the management of community acquired pneumonia in adults: update 2009. Lim WS, Baudouin SV, George RC, Hill AT, Jamieson C, Le JI, Macfarlane JT, Read RC, Roberts HJ, Levy ML, Wani M, Woodhead MA. Thorax 2009; 64 (Suppl 3): 1-5. [PubMed]
  2. Acute respiratory failure in patients with severe community- acquired pneumonia. A prospective randomized evaluation of noninvasive ventilation. Confalonieri M, Potena A, Carbone G, Della Porta R, Tolley E, Meduri G. Am J Respir Crit Care Med 1999; 160: 1585-1591. [PubMed
Búsqueda en PubMed:
  • Enunciado: Ventilación no invasiva en la neumonía comunitaria
  • Sintaxis: community-acquired pneumonia AND non-invasive ventilation
  • [Resultados]

Comentarios

Entradas populares de este blog

REMI 2144. La inutilidad de la presión venosa central para valorar la necesidad de fluidos, en cifras

ARTÍCULO ORIGINAL: Systematic review including re-analyses of 1148 individual data sets of central venous pressure as a predictor of fluid responsiveness. Eskesen TG, Wetterslev M, Perner A. Intensive Care Med 2016; 42(3): 324-332. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: El tratamiento de los distintos tipos de shock se basa en una combinación de fluidos, vasopresores e inotropos. En todos los casos, para maximizar el gasto cardiaco es necesario tener una precarga suficiente, pero el exceso de volumen se asocia a resultados adversos. Se ha comprobado que el 50% de los pacientes críticos no responden a la infusión rápida de líquidos con un aumento del gasto cardiaco; disponer de un parámetro capaz de predecir la respuesta a volumen es por tanto una guía fundamental para el tratamiento de los pacientes con compromiso hemodinámico [1]. A pesar de que los estudios previos han mostrado que la presión venosa central (PVC) no sirve para predecir la respuesta a volumen [2], este par…

REMI 2199. Influencia de la intubación traqueal en la supervivencia de la parada cardiaca hospitalaria en adultos

ARTÍCULO ORIGINAL: Association between tracheal intubation during adult in-hospital cardiac arrest and survival. Andersen LW, Granfeldt A, Callaway CW, Bradley SM, Soar J, Nolan JP, Kurth T, Donnino MW. for the American Heart Association's Get with Guidelines-Resuscitation investigators. JAMA 2017; 317: 494-506. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: La intubación traqueal durante la resucitación de la parada cardiaca, según las recomendaciones internacionales [1], es un procedimiento que no se debe realizar inicialmente y solamente por profesionales expertos, dando prioridad a compresiones torácicas ininterrumpidas. Al igual de otras intervenciones, como la administración de adrenalina, no se dispone de ensayos clínicos que demuestren sus efectos, aunque existe cierta evidencia contra su empleo [2]. RESUMEN: Análisis retrospectivo sobre el registro prospectivo multicéntrico de paradas cardiacas hospitalarias “Get with Guidelines-Resuscitation registry” (2000-2014). El …

A152. Neumonía asociada a cuidados sanitarios (NACS)

1. Concepto
Se denomina “neumonía asociada a cuidados sanitarios” (NACS) a la ocurrida en pacientes que han estado en contacto reciente con la asistencia sanitaria, pero que no se encuentran (o llevan menos de 48 horas) hospitalizados. La NACS representa un elevado porcentaje de las neumonías extrahospitalarias que requieren ingreso hospitalario, y no deben confundirse con neumonías comunitarias; en una reciente revisión sistemática, la NACS supuso entre el 17 y el 67% de todas las neumonías extrahospitalarias, con una media del 36% [1]. Esta cifra coincide con la de un estudio reciente realizado en 72 servicios de Medicina Interna de 66 hospitales españoles, en el que el 34% de las neumonías extrahospitalarias que habían requerido ingreso eran asociadas a cuidados de la salud [2].

El contacto con el sistema sanitario aumenta la probabilidad de que la infección pueda estar causada además de por los microorganismos habituales de la neumonía adquirida en la comunidad (NAC), por otros …