Ir al contenido principal

REMI 1741. Correlación entre una escala de sedación-agitación (SAS), el índice biespectral (BIS) y los niveles de lorazepam

Artículo original: Bispectral Index Values, Sedation-Agitation Scores, and plasma lorazepam concentrations in critically ill surgical patients. Leblanc JM, Dasta JF, Pruchnicki MC, Gerlach A, Cook C. Am J Crit Care 2012; 21(2): 99-105. [Resumen] [Artículos relacionados]

Introducción: La medición del índice biespectral (BIS) traspasa la frontera del quirófano para llegar a las unidades de cuidados intensivos (UCI), como un método complementario para valorar el nivel de sedación. Evaluar la relación entre la monitorización del BIS, una medición fisiológica de la función cerebral, y las escalas que miden el comportamiento del paciente y su capacidad de interacción, puede servir para optimizar la terapia de sedación del paciente crítico.

Resumen: Se trata de un estudio prospectivo observacional que evalúa la correlación existente entre los valores del BIS, las puntuaciones en la “Sedation Agitation Scale” (SAS) [1] y los niveles plasmáticos de lorazepam en pacientes conectados a ventilación mecánica en una unidad de cuidados intensivos quirúrgica. Se incluye una muestra inicial de 17 pacientes, quedando finalmente 16, a los cuáles se les determina la concentración de lorazepam en sangre, el valor del BIS y la puntuación en la escala SAS. Dichas medidas son determinadas 3, 2 y 1 minuto antes de una estimulación estándar (aspiración endotraqueal), y cuando el registro del BIS alcanza su pico después de la estimulación. La correlación obtenida entre BIS y SAS es baja (r = 0,32), siendo algo mayor la existente entre BIS y niveles de lorazepam (r = 0,46); los autores concluyen que estas correlaciones son insuficientes para tener utilidad clínica.

Comentario: El estudio tiene algunas limitaciones; todos los sujetos del estudio están recibiendo una perfusión de lorazepam, pero también reciben otros sedantes puntualmente. Esto explicaría la baja correlación entre los niveles de lorazepam y el valor del BIS, y podría también influir en la correlación entre valores de BIS y puntuaciones de SAS. Por otro lado, la medición BIS es necesaria en pacientes relajados, en que la puntuación SAS no tiene utilidad, y el BIS es potencialmente útil en niveles de sedación profunda (correspondiente a puntuaciones SAS de 1 y 2). Por ello, no parece muy relevante medir la correlación BIS-SAS, ya que el empleo simultáneo de ambas determinaciones sólo tiene sentido para puntuaciones SAS de 1 y 2. De cualquier forma, ante discordancias entre el valor del BIS y la puntuación obtenida en la escala, el profesional tenderá a dar por válida esta última, a pesar de ser una determinación más subjetiva, ya que lo que importa no es una medida de la función cerebral, sino del nivel de comunicación e interacción entre el paciente y el medio.

Laura González Sánchez
Hospital San Francisco de Asís, Madrid
© REMI. http://medicina-intensiva.com. Abril 2012.

Enlaces:
  1. Prospective evaluation of the Sedation-Agitation Scale for adult critically ill patients. Riker RR, Picard JT, Fraser GL. Crit Care Med 1999; 27(7): 1325-1329. [PubMed]
Búsqueda en PubMed:
  • Enunciado: Relación entre BIS y escalas de sedación en el paciente crítico
  • Sintaxis: BIS AND sedation scale AND critically ill
  • [Resultados]

Comentarios

Entradas populares de este blog

REMI 2144. La inutilidad de la presión venosa central para valorar la necesidad de fluidos, en cifras

ARTÍCULO ORIGINAL: Systematic review including re-analyses of 1148 individual data sets of central venous pressure as a predictor of fluid responsiveness. Eskesen TG, Wetterslev M, Perner A. Intensive Care Med 2016; 42(3): 324-332. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: El tratamiento de los distintos tipos de shock se basa en una combinación de fluidos, vasopresores e inotropos. En todos los casos, para maximizar el gasto cardiaco es necesario tener una precarga suficiente, pero el exceso de volumen se asocia a resultados adversos. Se ha comprobado que el 50% de los pacientes críticos no responden a la infusión rápida de líquidos con un aumento del gasto cardiaco; disponer de un parámetro capaz de predecir la respuesta a volumen es por tanto una guía fundamental para el tratamiento de los pacientes con compromiso hemodinámico [1]. A pesar de que los estudios previos han mostrado que la presión venosa central (PVC) no sirve para predecir la respuesta a volumen [2], este par…

REMI 2199. Influencia de la intubación traqueal en la supervivencia de la parada cardiaca hospitalaria en adultos

ARTÍCULO ORIGINAL: Association between tracheal intubation during adult in-hospital cardiac arrest and survival. Andersen LW, Granfeldt A, Callaway CW, Bradley SM, Soar J, Nolan JP, Kurth T, Donnino MW. for the American Heart Association's Get with Guidelines-Resuscitation investigators. JAMA 2017; 317: 494-506. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: La intubación traqueal durante la resucitación de la parada cardiaca, según las recomendaciones internacionales [1], es un procedimiento que no se debe realizar inicialmente y solamente por profesionales expertos, dando prioridad a compresiones torácicas ininterrumpidas. Al igual de otras intervenciones, como la administración de adrenalina, no se dispone de ensayos clínicos que demuestren sus efectos, aunque existe cierta evidencia contra su empleo [2]. RESUMEN: Análisis retrospectivo sobre el registro prospectivo multicéntrico de paradas cardiacas hospitalarias “Get with Guidelines-Resuscitation registry” (2000-2014). El …

A152. Neumonía asociada a cuidados sanitarios (NACS)

1. Concepto
Se denomina “neumonía asociada a cuidados sanitarios” (NACS) a la ocurrida en pacientes que han estado en contacto reciente con la asistencia sanitaria, pero que no se encuentran (o llevan menos de 48 horas) hospitalizados. La NACS representa un elevado porcentaje de las neumonías extrahospitalarias que requieren ingreso hospitalario, y no deben confundirse con neumonías comunitarias; en una reciente revisión sistemática, la NACS supuso entre el 17 y el 67% de todas las neumonías extrahospitalarias, con una media del 36% [1]. Esta cifra coincide con la de un estudio reciente realizado en 72 servicios de Medicina Interna de 66 hospitales españoles, en el que el 34% de las neumonías extrahospitalarias que habían requerido ingreso eran asociadas a cuidados de la salud [2].

El contacto con el sistema sanitario aumenta la probabilidad de que la infección pueda estar causada además de por los microorganismos habituales de la neumonía adquirida en la comunidad (NAC), por otros …