Ir al contenido principal

REMI 1660. Inicio precoz o diferido de la nutrición parenteral

Artículo original: Early versus Late Parenteral Nutrition in Critically Ill Adults. Casaer MP, Mesotten D, Hermans G, Wouters PJ, Schetz M, Meyfroidt G, Van Cromphaut S, Ingels C, Meersseman P, Muller J, Vlasselaers D, Debaveye Y, Desmet L, Dubois J, Van Assche A, Vanderheyden S, Wilmer A, Van den Berghe G. N Engl J Med 2011. [Resumen] [Artículos relacionados] [Comentario en el blog de la revista New England Journal of Medicine]

Introducción: Hay evidencia firme y consenso general de que la nutrición enteral (NE) es preferible a la nutrición parenteral; sin embargo, en ocasiones no es posible completar el aporte nutricional por vía enteral durante un tiempo, y se plantea entonces la nutrición parenteral complementaria. Mientras que las guías europeas recomiendan el inicio precoz de la nutrición parenteral complementaria [1], las guías americanas recomiendan diferir la nutrición parenteral en el paciente sin desnutrición previa [2].

Resumen: Se llevó a cabo un ensayo clínico aleatorizado multicéntrico europeo y americano comparando el inicio precoz (primeras 48 horas, 2.312 pacientes) con el inicio diferido (día 8 o posterior, 2.328 pacientes) de la nutrición parenteral complementaria en pacientes críticos con nutrición enteral insuficiente. No hubo diferencias en la mortalidad, pero los pacientes con inicio diferido fueron dados de alta antes de la UCI y del hospital, tuvieron menos infecciones en UCI y menos colestasis; asimismo, el inicio tardío de la nutrición parenteral se asoció a menos necesidad de ventilación mecánica y de tratamiento de sustitución renal, y a una disminución del coste de la hospitalización.

Comentario: Este ensayo clínico confirma los riesgos de la nutrición parenteral encontrados previamente [3-5], y cuestiona seriamente la recomendación de las guías europeas de complementar precozmente la nutrición enteral con aporte parenteral [6]. Salvo razones explícitas para hacerlo, parece preferible diferir la nutrición parenteral (lo que en muchos casos supone de hecho evitarla por completo).

Eduardo Palencia Herrejón
Hospital Universitario Infanta Leonor, Madrid.
© REMI, http://medicina-intensiva.com. Julio 2011.

Enlaces:
  1. ESPEN Guidelines on Parenteral Nutrition: intensive care. Singer P, Berger MM, Van den Berghe G, Biolo G, Calder P, Forbes A, Griffiths R, Kreyman G, Leverve X, Pichard C, Espen. Clin Nutr 2009; 28(4): 387-400. [PubMed]
  2. Guidelines for the Provision and Assessment of Nutrition Support Therapy in the Adult Critically Ill Patient: Society of Critical Care Medicine (SCCM) and American Society for Parenteral and Enteral Nutrition (A.S.P.E.N.). McClave SA, Martindale RG, Vanek VW, McCarthy M, Roberts P, Taylor B, Ochoa JB, Napolitano L, Cresci G. JPEN J Parenter Enteral Nutr 2009; 33(3): 277-316. [PubMed]
  3. Multicenter study on incidence of total parenteral nutrition complications in the critically-ill patient. ICOMEP study. Part I. Bonet A, Grau T; Grupo de Trabajo de Metabolismo y Nutrición de la SEMICYUC. Nutr Hosp 2005; 20(4): 268-277. [PubMed]
  4. Liver dysfunction associated with artificial nutrition in critically ill patients. Grau T, Bonet A, Rubio M, Mateo D, Farré M, Acosta JA, Blesa A, Montejo JC, de Lorenzo AG, Mesejo A; Working Group on Nutrition and Metabolism of the Spanish Society of Critical Care. Crit Care 2007; 11(1): R10. [PubMed]
  5. Early supplemental parenteral nutrition is associated with increased infectious complications in critically ill trauma patients. Sena MJ, Utter GH, Cuschieri J, Maier RV, Tompkins RG, Harbrecht BG, Moore EE, O'Keefe GE. J Am Coll Surg 2008; 207(4): 459-467. [PubMed]
  6. III Working Meeting SENPE-Baxter: complementary parenteral nutrition in the critically ill patient. de Lorenzo AG, Grau T, Montejo JC, Leyba CO, Santana SR; SENPE-Baxter. Nutr Hosp 2008; 23(3): 203-205. [PubMed]
Búsqueda en PubMed:
  • Enunciado: Nutrición parenteral precoz en pacientes críticos
  • Sintaxis: (early parenteral nutrition OR supplementary parenteral nutrition) AND critically ill
  • [Resultados]

    Comentarios

    Entradas populares de este blog

    REMI 2144. La inutilidad de la presión venosa central para valorar la necesidad de fluidos, en cifras

    ARTÍCULO ORIGINAL: Systematic review including re-analyses of 1148 individual data sets of central venous pressure as a predictor of fluid responsiveness. Eskesen TG, Wetterslev M, Perner A. Intensive Care Med 2016; 42(3): 324-332. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: El tratamiento de los distintos tipos de shock se basa en una combinación de fluidos, vasopresores e inotropos. En todos los casos, para maximizar el gasto cardiaco es necesario tener una precarga suficiente, pero el exceso de volumen se asocia a resultados adversos. Se ha comprobado que el 50% de los pacientes críticos no responden a la infusión rápida de líquidos con un aumento del gasto cardiaco; disponer de un parámetro capaz de predecir la respuesta a volumen es por tanto una guía fundamental para el tratamiento de los pacientes con compromiso hemodinámico [1]. A pesar de que los estudios previos han mostrado que la presión venosa central (PVC) no sirve para predecir la respuesta a volumen [2], este par…

    REMI 2199. Influencia de la intubación traqueal en la supervivencia de la parada cardiaca hospitalaria en adultos

    ARTÍCULO ORIGINAL: Association between tracheal intubation during adult in-hospital cardiac arrest and survival. Andersen LW, Granfeldt A, Callaway CW, Bradley SM, Soar J, Nolan JP, Kurth T, Donnino MW. for the American Heart Association's Get with Guidelines-Resuscitation investigators. JAMA 2017; 317: 494-506. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: La intubación traqueal durante la resucitación de la parada cardiaca, según las recomendaciones internacionales [1], es un procedimiento que no se debe realizar inicialmente y solamente por profesionales expertos, dando prioridad a compresiones torácicas ininterrumpidas. Al igual de otras intervenciones, como la administración de adrenalina, no se dispone de ensayos clínicos que demuestren sus efectos, aunque existe cierta evidencia contra su empleo [2]. RESUMEN: Análisis retrospectivo sobre el registro prospectivo multicéntrico de paradas cardiacas hospitalarias “Get with Guidelines-Resuscitation registry” (2000-2014). El …

    A152. Neumonía asociada a cuidados sanitarios (NACS)

    1. Concepto
    Se denomina “neumonía asociada a cuidados sanitarios” (NACS) a la ocurrida en pacientes que han estado en contacto reciente con la asistencia sanitaria, pero que no se encuentran (o llevan menos de 48 horas) hospitalizados. La NACS representa un elevado porcentaje de las neumonías extrahospitalarias que requieren ingreso hospitalario, y no deben confundirse con neumonías comunitarias; en una reciente revisión sistemática, la NACS supuso entre el 17 y el 67% de todas las neumonías extrahospitalarias, con una media del 36% [1]. Esta cifra coincide con la de un estudio reciente realizado en 72 servicios de Medicina Interna de 66 hospitales españoles, en el que el 34% de las neumonías extrahospitalarias que habían requerido ingreso eran asociadas a cuidados de la salud [2].

    El contacto con el sistema sanitario aumenta la probabilidad de que la infección pueda estar causada además de por los microorganismos habituales de la neumonía adquirida en la comunidad (NAC), por otros …