Ir al contenido principal

REMI 1658. Importancia de la interrupción del masaje cardiaco durante la desfibrilación

Artículo original: Perishock pause. An independent predictor of survival from out-of-hospital shockable cardiac arrest. Cheskes S, Schmicker RH, Christenson J, Salcido DD, Rea T, Powell J, Edelson DP, Sell R, May S, Menegazzi JJ, Van Ottingham L, Olsufka M, Pennington S, Simonini J, Berg RA, Stiell I, Idris A, Bigham B, Morrison L. Circulation 2011; 124: 58-66. [Resumen] [Artículos relacionados

Introducción: La realización de compresiones torácicas (CT) de calidad (frecuencia, profundidad, tiempo y retroceso completo del tórax) puede mejorar la supervivencia de la parada cardiaca y ha sido claramente señalada en las últimas recomendaciones de 2010 [1]. El análisis del ritmo y la realización de la desfibrilación (DF) interrumpen la realización de las CT y por tanto podrían alterar la calidad de las mismas [2]. 

Resumen: Estudio observacional prospectivo, dentro del registro ROC [3], en 815 casos de parada cardiaca extrahospitalaria con ritmos desfibrilables a los que se aplicó DF (manual o con DEA). Se analizaron las pausas previas y posteriores a la DF (agrupándolas en <10, 10-19, ≥20 seg.) y las pausas totales (agrupándolas en <20, 20-39, ≥40 seg.). El objetivo primario fue supervivencia al alta hospitalaria. Se realizó un modelo de regresión logística para buscar la asociación entre el objetivo primario y los distintos grupos de pausas (pre, post, total). Una pausa previa ≥20 seg. (OR 0,47) y una total ≥40 seg. (OR 0,54) se asociaron de forma significativa a menor supervivencia. Las pausas posteriores no se asociaron a una reducción de la misma. Las pausas fueron más cortas con la DF manual. Las pausas previas fueron siempre superiores a las posteriores y más todavía si se utilizó un DEA. Incrementos de 5 seg. en las pausas pre y post redujeron la supervivencia en un 18% y un 14% respectivamente. 

Comentario: Los resultados del estudio muestran la necesidad de reducir las pausas para desfibrilar durante la resucitación, tratando de alcanzar unos tiempos óptimos de pausa previa inferiores a 5 seg. [3] y nunca superiores a 10 seg. El desarrollo en los desfibriladores de tecnologías que analicen el ritmo cardiaco en el menor tiempo posible o incluso durante la realización de las CT, hacer énfasis en la formación en resucitación, de la necesidad de realizar una RCP de calidad reduciendo las pausas en las CT (manteniéndolas incluso durante la carga del desfibrilador) y la recomendación de la utilización de la DF manual por equipos expertos, serían algunas de las medidas necesarias para obtener dichos tiempos óptimos.

Juan B. López Messa
Complejo Asistencial de Palencia
Comité Directivo PNRCP (SEMICYUC)
© REMI, http://medicina-intensiva.com. Julio 2011.

Enlaces
  1. European Resuscitation Council Guidelines for Resuscitation 2010. Section 1. Executive summary. Nolan JP, Soar J, Zidemanc DA, Biarent D, Bossaert LL, Deakin C, Koster RW, Willie J, Bottiger B. Resuscitation 2010; 81: 1219-1276. [PubMed
  2. Minimizing pre- and post-defibrillation pauses increases the likelihood of return of spontaneous circulation (ROSC). Sell RE, Sarno R, Lawrence B, Castillo EM, Fisher R, Brainard C, Dunford JV, Davis DP. Resuscitation 2010; 81: 822-825. [PubMed
  3. El proyecto ROC ("Resuscitation Outcomes Consortium"): una iniciativa para mejorar los resultados de la resucitación. López Messa JB. [REMI 2008; 8 (8): A88
Búsqueda en PubMed:
  • Enunciado: Importancia de la calidad de la resucitación cardiopulmonar 
  • Sintaxis: cardiopulmonary resuscitation[mh] AND quality[ti] 
  • [Resultados]

    Comentarios

    Entradas populares de este blog

    REMI 2144. La inutilidad de la presión venosa central para valorar la necesidad de fluidos, en cifras

    ARTÍCULO ORIGINAL: Systematic review including re-analyses of 1148 individual data sets of central venous pressure as a predictor of fluid responsiveness. Eskesen TG, Wetterslev M, Perner A. Intensive Care Med 2016; 42(3): 324-332. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: El tratamiento de los distintos tipos de shock se basa en una combinación de fluidos, vasopresores e inotropos. En todos los casos, para maximizar el gasto cardiaco es necesario tener una precarga suficiente, pero el exceso de volumen se asocia a resultados adversos. Se ha comprobado que el 50% de los pacientes críticos no responden a la infusión rápida de líquidos con un aumento del gasto cardiaco; disponer de un parámetro capaz de predecir la respuesta a volumen es por tanto una guía fundamental para el tratamiento de los pacientes con compromiso hemodinámico [1]. A pesar de que los estudios previos han mostrado que la presión venosa central (PVC) no sirve para predecir la respuesta a volumen [2], este par…

    REMI 2199. Influencia de la intubación traqueal en la supervivencia de la parada cardiaca hospitalaria en adultos

    ARTÍCULO ORIGINAL: Association between tracheal intubation during adult in-hospital cardiac arrest and survival. Andersen LW, Granfeldt A, Callaway CW, Bradley SM, Soar J, Nolan JP, Kurth T, Donnino MW. for the American Heart Association's Get with Guidelines-Resuscitation investigators. JAMA 2017; 317: 494-506. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: La intubación traqueal durante la resucitación de la parada cardiaca, según las recomendaciones internacionales [1], es un procedimiento que no se debe realizar inicialmente y solamente por profesionales expertos, dando prioridad a compresiones torácicas ininterrumpidas. Al igual de otras intervenciones, como la administración de adrenalina, no se dispone de ensayos clínicos que demuestren sus efectos, aunque existe cierta evidencia contra su empleo [2]. RESUMEN: Análisis retrospectivo sobre el registro prospectivo multicéntrico de paradas cardiacas hospitalarias “Get with Guidelines-Resuscitation registry” (2000-2014). El …

    A152. Neumonía asociada a cuidados sanitarios (NACS)

    1. Concepto
    Se denomina “neumonía asociada a cuidados sanitarios” (NACS) a la ocurrida en pacientes que han estado en contacto reciente con la asistencia sanitaria, pero que no se encuentran (o llevan menos de 48 horas) hospitalizados. La NACS representa un elevado porcentaje de las neumonías extrahospitalarias que requieren ingreso hospitalario, y no deben confundirse con neumonías comunitarias; en una reciente revisión sistemática, la NACS supuso entre el 17 y el 67% de todas las neumonías extrahospitalarias, con una media del 36% [1]. Esta cifra coincide con la de un estudio reciente realizado en 72 servicios de Medicina Interna de 66 hospitales españoles, en el que el 34% de las neumonías extrahospitalarias que habían requerido ingreso eran asociadas a cuidados de la salud [2].

    El contacto con el sistema sanitario aumenta la probabilidad de que la infección pueda estar causada además de por los microorganismos habituales de la neumonía adquirida en la comunidad (NAC), por otros …