miércoles, 27 de abril de 2011

A129. Ricardo Abizanda

Ayer se nos murió un maestro, alguien a quien admirábamos desde siempre. Puedes apreciar las virtudes y cualidades de mucha gente, pero admiras de verdad solo a unos pocos. Y cuando además tienes la oportunidad de descubrir a la persona a la que admiras su figura se agranda, tanto más cuanto más le conoces. 

Ricardo era culto, inteligente y bueno, trabajador incansable y generoso, muy generoso. Era una persona íntegra, tenaz y valiente, y sus actos aún más que sus sabias palabras eran una lección para todos nosotros. 

Durante muchos años nos ha acompañado, porque él fue de los primeros, y ha estado con nosotros hasta ayer mismo. Lo que nos deja es mucho: una escuela, un ejemplo, una amistad… 

La tristeza se mezcla con el desconcierto, no puede ser, parecía que esto no iba a ocurrir nunca… Sentimos alivio, porque leemos sus palabras y nos damos cuenta de que su huella es profunda y no se va a borrar con facilidad. 

Desde REMI queremos rendir homenaje a quien fue y seguirá siendo nuestro entrañable maestro y nuestro querido compañero [1]. 

Eduardo Palencia Herrejón
Consejo de Redacción y Comité Editorial de REMI

Enlaces:
  1. Artículos de Ricardo Abizanda en REMI [Enlace]

    4 comentarios:

    1. Siento que Ricardo Abizanda ya no esté con nosotros. Como bien dices, Eduardo, parece que no haya ocurrido.

      Siempre le recordaremos.

      Mi más sincero pésame a toda su familia, amigos y resto de compañeros.

      No solo pido una oración por él; pido que nuestro trabajo diario demuestre que le hemos conocido.

      ResponderEliminar
    2. Se nos ha ido una gran persona, un gran intensivista y ante todo un amigo. Como al el le gusyaba decir..."un viejo rockero [intensivista]"...
      Gracias Ricardo por haberme honrado con tu amistad. Mis sinceras condolencias a sus familiares y amigos. Y a las nuevas generaciones de intensivistas, un ruego: leer sus escritos, aprendereis muchos. Yo aún los sigo lellendo.

      ResponderEliminar
    3. Dr. Eduardo Palencia
      Ante todo mis saludos par usted y para el resto del consejo de redaccion y comite editorial de REMI.

      Lamentamos infinitamente la perdida del profesor Ricardo Abizanda, quien fisicamente dejó de existir pero de quien eternamente quedarán sus valiosas enseñanzas al colectivo de medicos intensivistas de todo mundo.

      Dr. Pablo Hernandez Alvarez
      Vicedirector atencion al grave y servicios clinicos
      Hospital Antonio Luaces. Ciego de Avila
      Cuba

      ResponderEliminar
    4. Yo Tambien lamento mucho el fallecimiento de Abizanda, fuimos enemigos al principio, por una cuestion de competencias, cuando en julio de 1985 gane por concurso la plaza de Jefe de seccion de Urgencias del Hospital Reina Sofia, pero todo eso se acabo con el entendimiento.Ignacio Sanches Nicolai y yo mismo, collaboramos en la tarea de de designar estructuras para Urencias, la S:E:MI: ha perdido un gran colaborador y yo un amigo.con mis mas sinceras condolencias.santiago serrano

      ResponderEliminar

    Se ruega que los autores de los comentarios se identifiquen (nombre, apellidos, lugar de trabajo)

    Contacte con nosotros: remi.medicina.intensiva@gmail.com