Ir al contenido principal

REMI 1979. Efectos de la edad en la escala de Glasgow en pacientes con TCE

Artículo original: The effect of age on Glasgow coma scale score in patients with traumatic brain injury. Salottolo K, Levy AS, Slone DS, Mains CW, Bar-Or D. JAMA Surg 2014; 149(7): 727-734. [Resumen] [Artículos relacionados]
       
Introducción: Los métodos más usados para describir un trauma craneoencefálico (TCE) son la escala de coma de Glasgow (CGS) y la Abbreviate Injury Scale (AIS), una enfocada en la función del sistema nervioso central y la otra en las alteraciones anatómicas. La CGS se ha empleado sin modificaciones desde hace 40 años, para valorar la gravedad del déficit neurológico y como una herramienta de triage y de pronóstico.  La CGS es predictiva de mortalidad en general, aunque su utilidad en niños y ancianos es menor. La AIS clasifica la gravedad por la magnitud de la lesión y la región afectada, yendo desde 1 (lesión leve, como concusión) a 6 (incompatibles con la vida). Sin embargo, no se ha establecido aún cómo la edad afecta a la CGS en su capacidad de predecir la gravedad de la lesión. El objetivo de este estudio fue investigar el efecto de la edad en la asociación entre CGS y la gravedad anatómica del TCE.
      
Resumen:  Se revisaron todos los pacientes con TCE, definidos por los códigos diagnósticos 850 y 854 del CIE-9-MC que ingresaron en dos centros traumatológicos de nivel I en EE.UU. durante 5 años. Se examinaron los TCE, definidos como graves (puntuación GCS 3-8), moderados (9-12) o leves (13-15) para cada nivel de gravedad según la puntuación AIS (de 1, menor, a 5, crítico). Durante ese periodo, hubo 6.710 TCE, de los cuales el 73,2% tuvieron menos de 65 años. Hubo diferencias significativas en cada categoría de CGS por edad en cada puntuación AIS ( P < 0,01 para todo). Entre los pacientes con una puntuación AIS de 5, la mayoría de la población de > 65 años (53,3%) tenía un déficit neurológico moderado (CGS 13-15), mientras que la mayoría de los más jóvenes (63,3%) tenían un déficit grave (CGS 3-8). Después de ajustar para diversos factores, los menores de 65 años tenían más probabilidad de presentar un déficit neurológico grave (CGS 3-8) para cada puntuación AIS de 1 a 5. La interacción entre edad y CGS para la gravedad del TCE permaneció significativa después del ajuste.
       
Comentario: Dado su diseño retrospectivo, el estudio tiene limitaciones, por ejemplo, no haber tenido en cuanta datos como la medicación previa, el momento en que se registró la puntuación CGS o si el paciente estaba ya intubado o no. También da por hecho que mientras la CGS se afecta por la edad, la AIS no, aunque los autores no pudieron demostrar una interacción entre la edad y la puntuación CGS o AIS para la mortalidad. No obstante, los resultados de este estudio son una llamada de atención sobre la validez de los protocolos que la usan para el triage, el tratamiento inicial de los pacientes, o el destino al alta.
     
Ramón Díaz-Alersi
Hospital U. Puerto Real, Cádiz
http://medicina-intensiva.com. Julio 2014.
     
Enlaces:
  1. Assessment of coma and impaired consciousness. A practical scale. Teasdale G, Jennett B. Lancet 1974281-84. [PubMed
Búsqueda en PubMed
  • Enunciado: Ensayos clínicos que utilizan la escala de Glasgow como valoración del paciente (como tema principal)
  • Sintaxis: "Glasgow Coma Scale"[Majr] AND Clinical Trial[ptyp]
  • [Resultados]
        

Comentarios

Entradas populares de este blog

REMI 2144. La inutilidad de la presión venosa central para valorar la necesidad de fluidos, en cifras

ARTÍCULO ORIGINAL: Systematic review including re-analyses of 1148 individual data sets of central venous pressure as a predictor of fluid responsiveness. Eskesen TG, Wetterslev M, Perner A. Intensive Care Med 2016; 42(3): 324-332. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: El tratamiento de los distintos tipos de shock se basa en una combinación de fluidos, vasopresores e inotropos. En todos los casos, para maximizar el gasto cardiaco es necesario tener una precarga suficiente, pero el exceso de volumen se asocia a resultados adversos. Se ha comprobado que el 50% de los pacientes críticos no responden a la infusión rápida de líquidos con un aumento del gasto cardiaco; disponer de un parámetro capaz de predecir la respuesta a volumen es por tanto una guía fundamental para el tratamiento de los pacientes con compromiso hemodinámico [1]. A pesar de que los estudios previos han mostrado que la presión venosa central (PVC) no sirve para predecir la respuesta a volumen [2], este par…

REMI 2199. Influencia de la intubación traqueal en la supervivencia de la parada cardiaca hospitalaria en adultos

ARTÍCULO ORIGINAL: Association between tracheal intubation during adult in-hospital cardiac arrest and survival. Andersen LW, Granfeldt A, Callaway CW, Bradley SM, Soar J, Nolan JP, Kurth T, Donnino MW. for the American Heart Association's Get with Guidelines-Resuscitation investigators. JAMA 2017; 317: 494-506. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: La intubación traqueal durante la resucitación de la parada cardiaca, según las recomendaciones internacionales [1], es un procedimiento que no se debe realizar inicialmente y solamente por profesionales expertos, dando prioridad a compresiones torácicas ininterrumpidas. Al igual de otras intervenciones, como la administración de adrenalina, no se dispone de ensayos clínicos que demuestren sus efectos, aunque existe cierta evidencia contra su empleo [2]. RESUMEN: Análisis retrospectivo sobre el registro prospectivo multicéntrico de paradas cardiacas hospitalarias “Get with Guidelines-Resuscitation registry” (2000-2014). El …

A152. Neumonía asociada a cuidados sanitarios (NACS)

1. Concepto
Se denomina “neumonía asociada a cuidados sanitarios” (NACS) a la ocurrida en pacientes que han estado en contacto reciente con la asistencia sanitaria, pero que no se encuentran (o llevan menos de 48 horas) hospitalizados. La NACS representa un elevado porcentaje de las neumonías extrahospitalarias que requieren ingreso hospitalario, y no deben confundirse con neumonías comunitarias; en una reciente revisión sistemática, la NACS supuso entre el 17 y el 67% de todas las neumonías extrahospitalarias, con una media del 36% [1]. Esta cifra coincide con la de un estudio reciente realizado en 72 servicios de Medicina Interna de 66 hospitales españoles, en el que el 34% de las neumonías extrahospitalarias que habían requerido ingreso eran asociadas a cuidados de la salud [2].

El contacto con el sistema sanitario aumenta la probabilidad de que la infección pueda estar causada además de por los microorganismos habituales de la neumonía adquirida en la comunidad (NAC), por otros …