Ir al contenido principal

REMI 1884. PEEP: el grial está en cada paciente

Artículo originalIndividualized positive end-expiratory pressure setting in patients with Acute Respiratory Distress Syndrome. A randomized controlled pilot study. Pintado MC, de Pablo R, Trascasa M, Milicua JM, Rogero S, Daguerre M, Cambronero JA, Arribas I, Sánchez-García M. Respir Care 2013; 58(9): 1416-1423. [Resumen] [Artículos relacionados] [Texto completo]
  
Introducción: El empleo de estrategias ventilatorias protectoras del pulmón ha demostrado mejorar la evolución de los pacientes con SDRA. Existe consenso en la utilización de limitación del volumen circulante y la presión pulmonar, y en el empleo de niveles de PEEP superiores a los que se utilizaban (y se siguen utilizando) en la práctica habitual; sin embargo no existe consenso en cual es el método adecuado para seleccionar un nivel de PEEP en cada paciente. 
  
Resumen: Los autores realizan un estudio aleatorizado abierto, comparando en 70 pacientes con SDRA una estrategia ventilatoria protectora del pulmón con dos tipos de selección de PEEP: en base a la PaO2/FiO2 o en base a la mecánica pulmonar buscando el punto de mejor compliance pulmonar. Los principales resultados fueron que el grupo con selección en base a la compliance presentaron más días sin disfución multiorgánica (mediana 6 frente a 20,5 días; P = 0,02), sin fracaso respiratorio (7,5 frente a 14,5 días; P = 0,03), y sin fracaso hemodinámico (16 frente a 22 días; P = 0,04). Hubo una reducción no significativa de la mortalidad a los 28 días (39% frente a 21%).
  
Comentario: En los últimos años, hemos aprendido que para ajustar el volumen circulante y la PEEP es necesario tener en cuenta la monitorización hemodinámica y de mecánica pulmonar de los pacientes con SDRA, de modo que lo importante para establecer el modo ventilatorio es conocer la capacidad de reclutamiento pulmonar (para evitar los fenómenos de atelectrauma) y balancearlos con el volumen circulante adecuado (para evitar los fenómenos de sobredistensión). Sin duda el balance adecuado entre reclutamiento pulmonar y sobredistensión nos hace mejorar la función no solo pulmonar sino también la cardíaca en nuestros pacientes con SDRA. El presente estudio nos muestra la eficacia de medidas sencillas en la clínica para evaluar estos parámetros e individualizar el tratamiento ventilatorio en nuestros pacientes. Quizás haga falta seguir afinando mediante nuevos sistemas de monitorización que nos permitan identificar la distribución del gas dentro del pulmón y su situación de colapso o apertura. Los resultados del presente estudio deberían ser testados de forma multicéntrica en un estudio con mayor número de pacientes. Un dato llamativo es que el nivel de PEEP empleado no fue distinto en ambos grupos pero sí se produce en el grupo individualizado una disminución en la presión pausa y esto puede suponer una gran ventaja en la situación hemodinámica de los pacientes.

Federico Gordo Vidal
Hospital Universitario del Henares, Coslada (Madrid).
© REMI, http://medicina-intensiva.com. Agosto 2013.
  
Enlaces:
  1. PEEP Titration: New Horizons. Keenan JC, Dries DJ. Respir Care 2013; 58(9): 1552-1554. [PubMed] [Texto completo]
  2. Gordo-Vidal F, Gómez-Tello V, Palencia-Herrejón E, Latour-Pérez J, Sánchez-Artola B, Díaz-Alersi R. High PEEP vs. conventional PEEP in the acute respiratory distress syndrome: a systematic review and meta-analysis. Med Intensiva 2007; 31: 491-501. [PubMed] [Texto completo]
Búsqueda en PubMed:
  • Enunciado: Revisiones sobre el uso de PEEP en el SDRA
  • Sintaxis: ARDS AND "positive end-expiratory pressure" AND review
  • [Resultados]
   

Comentarios

Entradas populares de este blog

REMI 2144. La inutilidad de la presión venosa central para valorar la necesidad de fluidos, en cifras

ARTÍCULO ORIGINAL: Systematic review including re-analyses of 1148 individual data sets of central venous pressure as a predictor of fluid responsiveness. Eskesen TG, Wetterslev M, Perner A. Intensive Care Med 2016; 42(3): 324-332. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: El tratamiento de los distintos tipos de shock se basa en una combinación de fluidos, vasopresores e inotropos. En todos los casos, para maximizar el gasto cardiaco es necesario tener una precarga suficiente, pero el exceso de volumen se asocia a resultados adversos. Se ha comprobado que el 50% de los pacientes críticos no responden a la infusión rápida de líquidos con un aumento del gasto cardiaco; disponer de un parámetro capaz de predecir la respuesta a volumen es por tanto una guía fundamental para el tratamiento de los pacientes con compromiso hemodinámico [1]. A pesar de que los estudios previos han mostrado que la presión venosa central (PVC) no sirve para predecir la respuesta a volumen [2], este par…

REMI 2199. Influencia de la intubación traqueal en la supervivencia de la parada cardiaca hospitalaria en adultos

ARTÍCULO ORIGINAL: Association between tracheal intubation during adult in-hospital cardiac arrest and survival. Andersen LW, Granfeldt A, Callaway CW, Bradley SM, Soar J, Nolan JP, Kurth T, Donnino MW. for the American Heart Association's Get with Guidelines-Resuscitation investigators. JAMA 2017; 317: 494-506. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: La intubación traqueal durante la resucitación de la parada cardiaca, según las recomendaciones internacionales [1], es un procedimiento que no se debe realizar inicialmente y solamente por profesionales expertos, dando prioridad a compresiones torácicas ininterrumpidas. Al igual de otras intervenciones, como la administración de adrenalina, no se dispone de ensayos clínicos que demuestren sus efectos, aunque existe cierta evidencia contra su empleo [2]. RESUMEN: Análisis retrospectivo sobre el registro prospectivo multicéntrico de paradas cardiacas hospitalarias “Get with Guidelines-Resuscitation registry” (2000-2014). El …

A152. Neumonía asociada a cuidados sanitarios (NACS)

1. Concepto
Se denomina “neumonía asociada a cuidados sanitarios” (NACS) a la ocurrida en pacientes que han estado en contacto reciente con la asistencia sanitaria, pero que no se encuentran (o llevan menos de 48 horas) hospitalizados. La NACS representa un elevado porcentaje de las neumonías extrahospitalarias que requieren ingreso hospitalario, y no deben confundirse con neumonías comunitarias; en una reciente revisión sistemática, la NACS supuso entre el 17 y el 67% de todas las neumonías extrahospitalarias, con una media del 36% [1]. Esta cifra coincide con la de un estudio reciente realizado en 72 servicios de Medicina Interna de 66 hospitales españoles, en el que el 34% de las neumonías extrahospitalarias que habían requerido ingreso eran asociadas a cuidados de la salud [2].

El contacto con el sistema sanitario aumenta la probabilidad de que la infección pueda estar causada además de por los microorganismos habituales de la neumonía adquirida en la comunidad (NAC), por otros …