Ir al contenido principal

REMI 1875. Descolonización universal para prevenir las bacteriemias en la UCI

Artículo original: Targeted versus universal decolonization to prevent ICU infection. Huang SS, Septimus E, Kleinman K, Moody J, Hickok J, Avery TR, Lankiewicz J, Gombosev A, Terpstra L, Hartford F, Hayden MK, Jernigan JA, Weinstein RA, Fraser VJ, Haffenreffer K, Cui E, Kaganov RE, Lolans K, Perlin JB, Platt R; CDC Prevention Epicenters Program; AHRQ DECIDE Network and Healthcare-Associated Infections Program. N Engl J Med 2013; 368(24): 2255-2265. [Resumen] [Artículos relacionados]

Introducción: El control de la transmisión de las infecciones nosocomiales es un importante objetivo de calidad en las Unidades de Cuidados Intensivos. Hasta ahora los mayores esfuerzos se han dirigido a las medidas "verticales" (dirigidas a microorganismos específicos, principalmente Staphylococcus aureus resistente a meticilina (SARM) y Enterococcus resistente a vancomicina, mediante cultivos de vigilancia y aislamiento de los portadores así detectados, con o sin erradicación de los mismos), pero se ha señalado que es necesario centrar los esfuerzos en medidas "horizontales" (prevención de las infecciones por cualquier microorganismo) [1, 2].
  
Resumen: En un ensayo clínico se aleatorizaron 43 hospitales (incluyendo 74 UCI y 74.256 pacientes) a recibir una de tres intervenciones para disminuir la incidencia de aislamientos clínicos de SARM y de bacteriemia intra-UCI por cualquier microorganismo: grupo 1 (cultivos de vigilancia y aislamiento de portadores de SARM), grupo 2 (lo anterior más descolonización de los portadores) y grupo 3 (descolonización universal, a todos los pacientes, sin cultivos de vigilancia ni aislamiento). La descolonización se realizó en los grupos 2 y 3 mediante el lavado corporal diario con paños impregnados en clorhexidina al 2% y pomada nasal de mupirocina al 2% cada 12 horas durante cinco días. En cada grupo se comparó el periodo de intervención con un periodo basal previo de un año de duración. La descolonización universal (grupo 3) se asoció a un menor riesgo de aislamientos clínicos de SARM (HR 0,92, 0,75 y 0,63 respectivamente para los grupos 1, 2 y 3; P = 0,01) y de bacteriemia por cualquier patógeno (HR 0,99, 0,78 y 0,56; P < 0,001). No hubo diferencias en la incidencia de bacteriemia por SARM ni en la mortalidad.
  
Comentario: Otro estudio reciente [3] mostraba la eficacia del lavado diario con clorhexidina para prevenir las bacteriemias. Este estudio muestra la superioridad de la descolonización universal frente a las estrategias de descolonización dirigida exclusivamente a los portadores de SARM y a la estrategia "convencional" de cultivos de vigilancia y aislamiento de los portadores de SARM. Ello no es de extrañar, pues la clorhexidina es un antiséptico activo frente a una variedad de microorganismos, y no solo SARM. Sus principales limitaciones son que no evalúa el riesgo de otras infecciones nosocomiales aparte de las bacteriemias, ni la aparición de resistencia a clorhexidina o mupirocina. En especial, la resistencia a mupirocina del SARM es frecuente con el uso continuado de este fármaco, pero la mupirocina nasal parece un componente menos importante que el lavado con clorhexidina para la prevención de la bacteriemia por cualquier causa. Asimismo, como estudios previos adolece de no mostrar el efecto de la intervención en desenlaces como la duración de la ventilación mecánica o la estancia en la UCI y en el hospital. Como los autores reconocen, es necesario un análisis formal de coste-efectividad de esta intervención, que tenga en cuenta factores como el coste de la descontaminación, el ahorro derivado de las infecciones evitadas, y la reducción de los cultivos de vigilancia y las medidas de aislamiento. La disminución en la incidencia de bacteriemia se produce en este estudio principalmente a expensas de la reducción de las bacteriemias por Staphylococcus coagulasa negativo (SCN), por lo que la efectividad de la intervención deberá ser demostrada en unidades donde existe endemia por otros microorganismos distintos del SARM y el SCN, especialmente bacilos Gram negativos no fermentadores, y en unidades con baja incidencia de bacteriemia primaria y por catéter.

Eduardo Palencia Herrejón
Hospital Universitario Infanta Leonor, Madrid.
© REMI, http://medicina-intensiva.com. Agosto 2013.
  
Enlaces:
  1. Infection control: the case for horizontal rather than vertical interventional programs. Wenzel RP, Edmond MB. Int J Infect Dis 2010; 14 Suppl 4: S3-S5. [PubMed]
  2. Screening for MRSA: a flawed hospital infection control intervention. Wenzel RP, Bearman G, Edmond MB. Infect Control Hosp Epidemiol 2008; 29: 1012-1018. [PubMed]
  3. Effect of daily chlorhexidine bathing on hospital-acquired infection. Climo MW, Yokoe DS, Warren DK, Perl TM, Bolon M, Herwaldt LA, Weinstein RA, Sepkowitz KA, Jernigan JA, Sanogo K, Wong ES. N Engl J Med 2013; 368(6): 533-542. [PubMed] [REMI]
Búsqueda en PubMed:
  • Enunciado: Clorhexidina para la prevención de las bacteriemias
  • Sintaxis: bloodstream infection AND clorhexidine AND prevention
  • [Resultados]

Comentarios

  1. Llegados a estos momentos, hay que pensar probablemente que las distintas floras, son parte del sistema vital de las UVIS y Unidades similares y cualquier intento de cambiarlo, es pura elucubración, lo que habría que pensarse, es como cambiar estas Unidades Asitenciales. Dr. Hernández Altemir

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Se ruega que los autores de los comentarios se identifiquen (nombre, apellidos, lugar de trabajo)

Entradas populares de este blog

REMI 2144. La inutilidad de la presión venosa central para valorar la necesidad de fluidos, en cifras

ARTÍCULO ORIGINAL: Systematic review including re-analyses of 1148 individual data sets of central venous pressure as a predictor of fluid responsiveness. Eskesen TG, Wetterslev M, Perner A. Intensive Care Med 2016; 42(3): 324-332. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: El tratamiento de los distintos tipos de shock se basa en una combinación de fluidos, vasopresores e inotropos. En todos los casos, para maximizar el gasto cardiaco es necesario tener una precarga suficiente, pero el exceso de volumen se asocia a resultados adversos. Se ha comprobado que el 50% de los pacientes críticos no responden a la infusión rápida de líquidos con un aumento del gasto cardiaco; disponer de un parámetro capaz de predecir la respuesta a volumen es por tanto una guía fundamental para el tratamiento de los pacientes con compromiso hemodinámico [1]. A pesar de que los estudios previos han mostrado que la presión venosa central (PVC) no sirve para predecir la respuesta a volumen [2], este par…

REMI 2199. Influencia de la intubación traqueal en la supervivencia de la parada cardiaca hospitalaria en adultos

ARTÍCULO ORIGINAL: Association between tracheal intubation during adult in-hospital cardiac arrest and survival. Andersen LW, Granfeldt A, Callaway CW, Bradley SM, Soar J, Nolan JP, Kurth T, Donnino MW. for the American Heart Association's Get with Guidelines-Resuscitation investigators. JAMA 2017; 317: 494-506. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: La intubación traqueal durante la resucitación de la parada cardiaca, según las recomendaciones internacionales [1], es un procedimiento que no se debe realizar inicialmente y solamente por profesionales expertos, dando prioridad a compresiones torácicas ininterrumpidas. Al igual de otras intervenciones, como la administración de adrenalina, no se dispone de ensayos clínicos que demuestren sus efectos, aunque existe cierta evidencia contra su empleo [2]. RESUMEN: Análisis retrospectivo sobre el registro prospectivo multicéntrico de paradas cardiacas hospitalarias “Get with Guidelines-Resuscitation registry” (2000-2014). El …

A152. Neumonía asociada a cuidados sanitarios (NACS)

1. Concepto
Se denomina “neumonía asociada a cuidados sanitarios” (NACS) a la ocurrida en pacientes que han estado en contacto reciente con la asistencia sanitaria, pero que no se encuentran (o llevan menos de 48 horas) hospitalizados. La NACS representa un elevado porcentaje de las neumonías extrahospitalarias que requieren ingreso hospitalario, y no deben confundirse con neumonías comunitarias; en una reciente revisión sistemática, la NACS supuso entre el 17 y el 67% de todas las neumonías extrahospitalarias, con una media del 36% [1]. Esta cifra coincide con la de un estudio reciente realizado en 72 servicios de Medicina Interna de 66 hospitales españoles, en el que el 34% de las neumonías extrahospitalarias que habían requerido ingreso eran asociadas a cuidados de la salud [2].

El contacto con el sistema sanitario aumenta la probabilidad de que la infección pueda estar causada además de por los microorganismos habituales de la neumonía adquirida en la comunidad (NAC), por otros …