Ir al contenido principal

A171. RCP de calidad: declaración de consenso de la AHA

Artículo original: CPR Quality: Improving cardiac resuscitation outcomes both incide and outside the hospital. A consensus statement from the American Heart Association. Meaney PA, Bobrow BJ, Mancini ME, Christenson J, de Caen AR, Bhanji F, Abella BS, Kleinman ME, Edelson DP, Berg RA, Aufderheide TP, Menon V, Leary M; on behalf of the CPR Quality Summit Investigators, the American Heart Association Emergency Cardiovascular Care Committee, and the Council on Cardiopulmonary, Critical Care, Perioperative and Resuscitation. Circulation 2013. [Enlace] [PDF] [Resumen] [Artículos relacionados]
  
Resumen:

El propósito de este documento, con una declaración de consenso de expertos, es conseguir un cambio a gran escala proporcionando a los reanimadores profesionales y a las organizaciones sanitarias un marco de actuación con el que llevar al máximo de calidad la RCP y salvar más vidas. El objetivo es reducir la brecha entre la evidencia científica en relación a la resucitación y su traslado a la práctica diaria.
  
Se han desarrollado 4 áreas en relación a la RCP de calidad, con las correspondientes recomendaciones:
  
1. Medidas del desempeño de la RCP por los equipos de reanimadores:
  • Minimizar las interrupciones de las compresiones torácicas, alcanzando una fracción de compresiones torácicas superior al 80% del tiempo 
  • Frecuencia de compresiones torácicas entre 100 y 120 lpm 
  • Profundidad de las compresiones torácicas ≥ 50 mm en adultos y al menos 1/3 del diámetro antero-posterior del tórax en niños y lactantes 
  • Completa recuperación y relajación del toráx entre compresiones 
  • Evitar una ventilación excesiva, con una frecuencia de ventilaciones inferior a 12 por minuto y con mínima expansión torácica 
2. Medidas de monitorización y retroalimentación, de la respuesta del paciente y del desempeño de los equipos:

2.1. Respuesta fisiológica del paciente
  • Monitorización de la presión de perfusión coronaria > 20 mmHg o presión arterial diastólica > 25-30 mmHg
  • Monitorización de capnografía, ETCO2 > 20 mmHg 
2.2. Desempeño de los equipos de reanimadores 
  • Utilización de sistemas de retroalimentación de la frecuencia, profundidad e interrupción de las compresiones torácicas
  • Sistemas de “debriefing” retrospectivos, con análisis de la información recogida en los casos atendidos
  • Empleo de sistemas o equipos con la presencia de supervisores o directores directos del desempeño de los reanimadores
3. Intervenciones a nivel de equipos de resucitación sobre cómo asegurar una RCP de alta calidad en situaciones complejas:

3.1. Interacción inmediata sobre las características del desempeño de los reanimadores, priorizando las acciones necesarias si los pacientes no responden a los esfuerzos de resucitación 
  • Maximizar la fracción de compresiones torácicas > 80%, a través de la actuación coordinada de los miembros del equipo, minimización de las pausas de las compresiones torácicas, tanto para aislamiento de la vía aérea, como para valorar el pulso para realizar la desfibrilación
  • Regular de forma estrecha la frecuencia de compresiones torácicas entre 100 y 120 por minuto
  • Mejorar la profundidad de las compresiones torácicas, a través de una superficie firme sobre la que apoyar a la víctima, optimizar la mecánica de realización de las compresiones torácicas por los reanimadores rotando en periodos de no más de 2 minutos y manteniendo la técnica sin despegar las manos del tórax pero permitiendo su recuperación completa entre compresiones
  • Evitar excesivas ventilaciones monitorizando la frecuencia de las mismas 
Consideraciones logísticas adicionales no claramente demostradas: 
  • Incorporación de dispositivos mecánicos de RCP, que dependerá de las situaciones a atender y los lugares donde se tenga que aplicar: RCP prolongada, áreas alejadas de centro hospitalario, transporte y programas de donación a corazón parado
  • Transporte de pacientes durante la RCP, donde se ha demostrado la pérdida de eficacia de la resucitación y donde se podría recomendar la utilización de dispositivos mecánicos para evitar la pérdida de calidad
4. Actuaciones de mejora continua de la calidad de la RCP: a pesar de que estas medidas han demostrado mejorar los resultados finales y la seguridad y reducir los daños, muy pocas organizaciones las aplican, lo que lleva a una gran variabilidad en la aplicación de las técnicas de resucitación:

4.1. Autoevaluación (“debriefing”). Aplicable para cualquier entorno o equipo, extra o intrahospitalario, utilizando diferentes herramientas: 
  • Listas de comprobación durante la RCP, con apartados generales relativos a la organización de todo el proceso y además al desempeño adecuado de los elementos de RCP de calidad
  • Revisión de los datos de monitorización recogidos durante los eventos, con un análisis de las situaciones y respuestas, con las posibles intervenciones de mejora
  • Integración de un programa continuo de formación con aplicación de los distintos elementos de monitorización utilizados durante la asistencia y empleando ejercicios de simulación 
4.2. Implantación de un sistema de círculo de calidad propio y participación en sistemas multicéntricos. Integración en registros multicéntricos tanto extra como intra-hospitalarios, para realizar una evaluación comparativa que conduzca a mejorar los resultados 
  
En conclusión, existen grandes oportunidades de mejorar en el ámbito del desempeño de la RCP, tanto a nivel extra como intra-hospitalario. Los expertos presentan finalmente y en forma de resumen una serie de recomendaciones de actuación, así como de actuaciones futuras a desarrollar en este campo.

DIEZ PUNTOS FUNDAMENTALES PARA CONSEGUIR UNA RCP DE CALIDAD, TANTO A NIVEL EXTRA COMO INTRA-HOSPITALARIO
  1. Cada año en USA, más de 500.000 adultos y niños sufren una parada cardiaca y menos del 15% sobreviven. 
  2. La RCP de alta calidad es el componente fundamental que influye en la mortalidad de la parada cardiaca, pero existe una importante variación en la monitorización, la implementación y la mejora de la calidad. 
  3. Existe una importante brecha entre el conocimiento actual de la RCP de calidad y su aplicación óptima, lo que conlleva la existencia de muertes prevenibles por parada cardiaca. 
  4. El propósito de la declaración de consenso es estimular un cambio a gran escala proporcionando al personal sanitario y a los sistemas de salud de unas bases tangibles con las que maximizar la calidad de la RCP y salvar más vidas. 
  5. Los objetivos en la aplicación de la RCP incluyen: 
    1. Fracción de compresiones torácicas > 80%
    2. Frecuencia de compresiones torácicas de 100-120 por minuto.
    3. Profundidad de las compresiones torácicas de al menos 50 mm en adultos y al menos 1/3 del diámetro anteroposterior del tórax en niños.
    4. Ventilación no excesiva con una frecuencia menor a 12 respiraciones por minuto con mínima expansión torácica.
  6. La monitorización de una RCP de calidad puede estar basada en la valoración del desempeño de los equipos de resucitación o de las respuestas fisiológicas de los pacientes a las maniobras de resucitación, todos los cuales deberán ser ajustados de forma continuada de acuerdo a la respuesta obtenida. 
  7. Los equipos de resucitación deben coordinar sus esfuerzos para asegurar una RCP de alta calidad durante la parada cardiaca. 
  8. Cada servicio de emergencias, hospital y programa profesional de reanimadores debe desarrollar un programa de mejora continua de la calidad de la RCP que proporcione adecuada retroalimentación a sus gestores, directores y a los propios reanimadores. 
  9. Debe desarrollarse un sistema estandarizado de información de las medidas de RCP de calidad a nivel nacional. 
  10. A través de mejores medidas, entrenamiento y procesos de mejora de los sistemas de la calidad de RCP, podemos obtener un impacto significativo en la supervivencia de la parada cardiaca y eliminar la brecha entre los resultados que se obtienen actualmente y los que serían óptimos. 
Juan B. López Messa
Servicio de Medicina Intensiva
Complejo Asistencial de Palencia
© REMI, http://medicina-intensiva.com. Julio 2013.
  

Comentarios

  1. me podrian ampliar el concepto de rcp de alta calidad o bibliografia dode fundamentar
    gracias

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada

Se ruega que los autores de los comentarios se identifiquen (nombre, apellidos, lugar de trabajo)

Entradas populares de este blog

REMI 2144. La inutilidad de la presión venosa central para valorar la necesidad de fluidos, en cifras

ARTÍCULO ORIGINAL: Systematic review including re-analyses of 1148 individual data sets of central venous pressure as a predictor of fluid responsiveness. Eskesen TG, Wetterslev M, Perner A. Intensive Care Med 2016; 42(3): 324-332. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: El tratamiento de los distintos tipos de shock se basa en una combinación de fluidos, vasopresores e inotropos. En todos los casos, para maximizar el gasto cardiaco es necesario tener una precarga suficiente, pero el exceso de volumen se asocia a resultados adversos. Se ha comprobado que el 50% de los pacientes críticos no responden a la infusión rápida de líquidos con un aumento del gasto cardiaco; disponer de un parámetro capaz de predecir la respuesta a volumen es por tanto una guía fundamental para el tratamiento de los pacientes con compromiso hemodinámico [1]. A pesar de que los estudios previos han mostrado que la presión venosa central (PVC) no sirve para predecir la respuesta a volumen [2], este par…

REMI 2199. Influencia de la intubación traqueal en la supervivencia de la parada cardiaca hospitalaria en adultos

ARTÍCULO ORIGINAL: Association between tracheal intubation during adult in-hospital cardiac arrest and survival. Andersen LW, Granfeldt A, Callaway CW, Bradley SM, Soar J, Nolan JP, Kurth T, Donnino MW. for the American Heart Association's Get with Guidelines-Resuscitation investigators. JAMA 2017; 317: 494-506. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: La intubación traqueal durante la resucitación de la parada cardiaca, según las recomendaciones internacionales [1], es un procedimiento que no se debe realizar inicialmente y solamente por profesionales expertos, dando prioridad a compresiones torácicas ininterrumpidas. Al igual de otras intervenciones, como la administración de adrenalina, no se dispone de ensayos clínicos que demuestren sus efectos, aunque existe cierta evidencia contra su empleo [2]. RESUMEN: Análisis retrospectivo sobre el registro prospectivo multicéntrico de paradas cardiacas hospitalarias “Get with Guidelines-Resuscitation registry” (2000-2014). El …

A152. Neumonía asociada a cuidados sanitarios (NACS)

1. Concepto
Se denomina “neumonía asociada a cuidados sanitarios” (NACS) a la ocurrida en pacientes que han estado en contacto reciente con la asistencia sanitaria, pero que no se encuentran (o llevan menos de 48 horas) hospitalizados. La NACS representa un elevado porcentaje de las neumonías extrahospitalarias que requieren ingreso hospitalario, y no deben confundirse con neumonías comunitarias; en una reciente revisión sistemática, la NACS supuso entre el 17 y el 67% de todas las neumonías extrahospitalarias, con una media del 36% [1]. Esta cifra coincide con la de un estudio reciente realizado en 72 servicios de Medicina Interna de 66 hospitales españoles, en el que el 34% de las neumonías extrahospitalarias que habían requerido ingreso eran asociadas a cuidados de la salud [2].

El contacto con el sistema sanitario aumenta la probabilidad de que la infección pueda estar causada además de por los microorganismos habituales de la neumonía adquirida en la comunidad (NAC), por otros …