Ir al contenido principal

REMI 1792. Efecto protector de los betabloqueantes en la sepsis

Artículo original: Previous prescription of β-blockers is associated with reduced mortality among patients hospitalized in intensive care units for sepsis. Macchia A, Romero M, Comignani PD, Mariani J, D'Ettorre A, Prini N, Santopinto M, Tognoni G. Crit Care Med 2012; 40(10): 2768-2772.[Resumen] [Artículos relacionados]

Introducción: Los betabloqueantes podrían tener un papel beneficioso en la sepsis al modular la activación simpática y prevenir la disfunción cardiaca [1] y extracardíaca [2].

Resumen: Estudio farmacoepidemiológico retrospectivo de una cohorte italiana de pacientes sépticos durante los años 2003-2008. El objetivo del estudio fue comparar la mortalidad hospitalaria del grupo de pacientes sépticos que recibían tratamiento crónico con betabloqueantes por el motivo que fuera, frente al grupo que no los recibía. Se identificaron 9.460 pacientes sépticos de los cuales 1.060 (11%) recibían betabloqueantes antes del ingreso mientras que 8.400 (89%) no los recibían. A pesar de presentar mayor morbilidad al ingreso, los pacientes con prescripción previa de betabloqueantes presentaron menor mortalidad que los pacientes sin betabloqueantes (18% frente 22%; OR 0,81 [0,68-0,97]; P = 0,025). Los autores sugieren que los betabloqueantes pueden tener un efecto protector en aquellos pacientes que los reciben de manera crónica y posteriormente desarrollan una sepsis.

Comentario: El tema es interesante y sienta futuras líneas de investigación. Sin embargo, en el momento actual hay más preguntas que respuestas. Hay que diferenciar claramente su aplicación protectora ante una agresión (p ej. como pretratamiento ante cirugías de riesgo [3]), de su aplicación en la fase aguda de una sepsis y por qué no, en pacientes quemados y/o traumáticos. Habría que evaluar su tolerancia en la fase aguda de estas enfermedades y probablemente habría que individualizar su uso en función del patrón de respuesta hemodinámica. Estudios en curso intentarán dar respuesta a algunas de estas preguntas [4, 5].

Ferran Roche Campo
Hospital de Sant Pau. Barcelona.
© REMI, http://medicina-intensiva.com. Octubre 2012.

Enlaces:
  1. Actual incidence of global left ventricular hypokinesia in adult septic shock. Vieillard-Baron A, Caille V, Charron C, Belliard G, Page B, Jardin F. Crit Care Med 2008; 36(6): 1701-1706. [PubMed
  2. Sympathetic overstimulation during critical illness: adverse effects of adrenergic stress. Dünser MW, Hasibeder WR. J Intensive Care Med 2009; 24(5): 293-316. [PubMed
  3. Effects of extended-release metoprolol succinate in patients undergoing non-cardiac surgery (POISE trial): a randomised controlled trial. POISE Study Group. Lancet 2008; 371(9627): 1839-1847. [PubMed
  4. Heart rate control with esmolol in septic shock. ClinicalTrials.gov Identifier NCT01231698. [Enlace]
  5. Catecholamine blockade post-burn. ClinicalTrials.gov Identifier NCT01299753. [Enlace]
Búsqueda en PubMed:
  • Enunciado: Betabloqueantes en la sepsis
  • Sintaxis: beta-blockers AND sepsis
  • [Resultados]
  

Comentarios

Entradas populares de este blog

REMI 2144. La inutilidad de la presión venosa central para valorar la necesidad de fluidos, en cifras

ARTÍCULO ORIGINAL: Systematic review including re-analyses of 1148 individual data sets of central venous pressure as a predictor of fluid responsiveness. Eskesen TG, Wetterslev M, Perner A. Intensive Care Med 2016; 42(3): 324-332. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: El tratamiento de los distintos tipos de shock se basa en una combinación de fluidos, vasopresores e inotropos. En todos los casos, para maximizar el gasto cardiaco es necesario tener una precarga suficiente, pero el exceso de volumen se asocia a resultados adversos. Se ha comprobado que el 50% de los pacientes críticos no responden a la infusión rápida de líquidos con un aumento del gasto cardiaco; disponer de un parámetro capaz de predecir la respuesta a volumen es por tanto una guía fundamental para el tratamiento de los pacientes con compromiso hemodinámico [1]. A pesar de que los estudios previos han mostrado que la presión venosa central (PVC) no sirve para predecir la respuesta a volumen [2], este par…

REMI 2199. Influencia de la intubación traqueal en la supervivencia de la parada cardiaca hospitalaria en adultos

ARTÍCULO ORIGINAL: Association between tracheal intubation during adult in-hospital cardiac arrest and survival. Andersen LW, Granfeldt A, Callaway CW, Bradley SM, Soar J, Nolan JP, Kurth T, Donnino MW. for the American Heart Association's Get with Guidelines-Resuscitation investigators. JAMA 2017; 317: 494-506. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: La intubación traqueal durante la resucitación de la parada cardiaca, según las recomendaciones internacionales [1], es un procedimiento que no se debe realizar inicialmente y solamente por profesionales expertos, dando prioridad a compresiones torácicas ininterrumpidas. Al igual de otras intervenciones, como la administración de adrenalina, no se dispone de ensayos clínicos que demuestren sus efectos, aunque existe cierta evidencia contra su empleo [2]. RESUMEN: Análisis retrospectivo sobre el registro prospectivo multicéntrico de paradas cardiacas hospitalarias “Get with Guidelines-Resuscitation registry” (2000-2014). El …

A152. Neumonía asociada a cuidados sanitarios (NACS)

1. Concepto
Se denomina “neumonía asociada a cuidados sanitarios” (NACS) a la ocurrida en pacientes que han estado en contacto reciente con la asistencia sanitaria, pero que no se encuentran (o llevan menos de 48 horas) hospitalizados. La NACS representa un elevado porcentaje de las neumonías extrahospitalarias que requieren ingreso hospitalario, y no deben confundirse con neumonías comunitarias; en una reciente revisión sistemática, la NACS supuso entre el 17 y el 67% de todas las neumonías extrahospitalarias, con una media del 36% [1]. Esta cifra coincide con la de un estudio reciente realizado en 72 servicios de Medicina Interna de 66 hospitales españoles, en el que el 34% de las neumonías extrahospitalarias que habían requerido ingreso eran asociadas a cuidados de la salud [2].

El contacto con el sistema sanitario aumenta la probabilidad de que la infección pueda estar causada además de por los microorganismos habituales de la neumonía adquirida en la comunidad (NAC), por otros …