REMI 1784. Balón de contrapulsación en el infarto agudo de miocardio complicado con shock cardiogénico

Artículo original: Intraaortic Balloon Support for Myocardial Infarction with Cardiogenic Shock. Thiele H, Zeymer U, Neumann FJ, Ferenc M, Olbrich HG, Hausleiter J, Richardt G, Hennersdorf M, Empen K, Fuernau G, Desch S, Eitel I, Hambrecht R, Fuhrmann J, Böhm M, Ebelt H, Schneider S, Schuler G, Werdan K; the IABP-SHOCK II Trial Investigators. N Engl J Med 2012 Aug 26. [PubMed] [Artículos relacionados] [PDF]

Introducción: Las guías de práctica clínica recomiendan la utilización del balón de contrapulsación en el infarto agudo de miocardio (IAM) complicado con shock cardiogénico [1]; sin embargo, la evidencia es escasa.

Resumen: Estudio multicéntrico alemán patrocinado por la industria. Los investigadores aleatorizaron 600 pacientes con IAM y shock cardiogénico candidatos a recibir o no el balón de contrapulsación. Los dos grupos estuvieron bien balanceados (edad media de 75 años, fracción de eyección media del 35%, más del 85% de los pacientes con drogas vasoactivas en el momento de la aleatorización). Todos los pacientes recibieron el mejor tratamiento posible, incluido el intervencionismo percutáneo precoz (96%) o quirúrgico (4%). La duración media del balón fue de tres días. La mortalidad global a los 30 días fue similar en ambos grupos (40% en el grupo con balón y 41% en el grupo sin balón; P = 0,69). No hubo diferencias significativas en ninguno de los subgrupos definidos “a priori”, incluidos aquellos pacientes con presión sistólica en el momento de la aleatorización menor de 80 mmHg. Tan sólo en el subgrupo de pacientes más jóvenes (menos de 50 años) hubo una tendencia, no significativa, favorable al grupo con balón (19% de mortalidad frente al 44%; P = 0,09). El grupo con balón, no presentó más complicaciones relacionadas con la técnica (sangrado, isquemia de extremidad, sepsis, ictus).

Comentario: Artículo necesario y muy esperado. Las principales limitaciones son la evidente falta de ciego y quizás una predominancia de pacientes “moderadamente” graves (atendiendo a la menor mortalidad respecto a otras series). Podemos concluir que en pacientes con IAM complicado con shock cardiogénico y tratados con revascularización precoz, el uso del balón de contrapulsación no reduce la mortalidad a los 30 días. Aunque no es previsible que haya efectos beneficiosos más allá de esta fecha, deberíamos ser cautos hasta tener los resultados definitivos a los 6 y 12 meses, sobretodo en el grupo de pacientes más jóvenes.

Ferran Roche Campo
Hospital de Sant Pau. Barcelona.
© REMI, http://medicina-intensiva.com. Septiembre 2012.

Enlaces:
  1. ESC Guidelines for the management of acute myocardial infarction in patients presenting with ST-segment elevation: The Task Force on the management of ST-segment elevation acute myocardial infarction of the European Society of Cardiology (ESC). Eur Heart J 2012. [PubMed] [PDF European Heart Journal] [PDF Revista Española de Cardiología]
Búsqueda en PubMed:
  • Enunciado: Balón de contrapulsación en el shock cardiogénico
  • Sintaxis: Intraaortic balloon AND myocardial infarction AND cardiogenic shock
  • [Resultados]
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ruega que los autores de los comentarios se identifiquen (nombre, apellidos, lugar de trabajo)

REMI 2242. Los nuevos antiagregantes plaquetarios en el manejo del paciente con síndrome coronario agudo

ARTÍCULO ORIGINAL: Almendro-Delia M, García-Alcántara A , de la Torre-Prados V, Reina-Toral A, Arboleda-Sánchez JA, Butrón-Calderón M et a...