Ir al contenido principal

REMI 1733. ¿Se puede medir la presión intraabdominal con el cabecero elevado?

Artículo original: Measuring intrabladder pressure with the head of the bed elevated 30º: evidence to support a change in practice. Shuster MH, Sekula LK, Kern JC, Vazquez JA. Am J Crit Care 2011; 20(4): e80-e89. [Resumen] [Artículos relacionados]

Introducción: Según las recomendaciones internacionales, la medición de la presión intraabdominal (PIA) debe realizarse por el método indirecto intravesical con los pacientes en posición supina y con el cabecero plano, instilando un máximo de 25 ml de suero salino estéril en la vejiga [1, 2]. Sin embargo, ésta no es la posición habitual entre los pacientes críticos en ventilación mecánica, por lo que la colocación de los mismos en esta posición únicamente para medir la PIA puede aumentar el riesgo de complicaciones y supone un aumento del trabajo de enfermería.

Resumen: Se trata de un estudio experimental, prospectivo y aleatorizado que pretende evaluar la viabilidad de la medición de la PIA con el cabecero elevado 30º. En él se incluyen 120 pacientes, a los que se mide inicialmente la PIA con 25 ml de salino en supino con el cabecero elevado 30º y después en una posición aleatoria entre supino plano, supino con el cabecero elevado 30º o ambos decúbitos laterales con el cabecero elevado 30º, e instilando 25, 50 o 200 ml de salino. Los resultados muestran que con 25 ml instilados, los valores obtenidos en las 3 posiciones del cabecero elevado son superiores que las medidas en supino plano; el paso de la posición supina con cabecero elevado a supino plano resulta en una disminución media de 5,2 mm Hg. Con 50 ml instilados, los valores obtenidos en supino no difirieron significativamente de los valores obtenidos con el cabecero elevado, aunque los valores son superiores a los obtenidos con 25 ml. Con 200 ml instilados, la variabilidad de los valores es demasiado grande para apreciar ningún cambio relacionado con la posición.

Comentario: En primer lugar, señalar, que de los 119 pacientes que completaron el estudio, únicamente 8 dependían de ventilación mecánica, por lo que la muestra puede considerarse poco representativa. Por otro lado, en el estudio se observa como cualquiera de las posiciones o el volumen instilado afectan a la medición de la PIA; el uso de volúmenes instilados mayores y la medición con el cabecero elevado dan lugar a valores medidos más altos, lo que sobreestima la presión intraabdominal, como ya se había comprobado previamente [3, 4]. A la vista de este estudio, y contrariamente a las conclusiones de sus autores, no parece que haya evidencia suficiente para cambiar la actual forma de medir la PIA, a pesar del inconveniente de tener que reposicionar a los pacientes.

Abigail Alvarado Sierra
Hospital San Francisco de Asís, Madrid
©REMI. http://medicina-intensiva.com. Marzo 2012.

Enlaces:
  1. Results from the International Conference of Experts on Intra-abdominal Hypertension and Abdominal Compartment Syndrome. I. Definitions. Malbrain ML, Cheatham ML, Kirkpatrick A, Sugrue M, Parr M, De Waele J, Balogh Z, Leppäniemi A, Olvera C, Ivatury R, D'Amours S, Wendon J, Hillman K, Johansson K, Kolkman K, Wilmer A. Intensive Care Med 2006; 32(11): 1722-1732. [PubMed]
  2. WSACS Consensus Guidelines Summary [Enlace]
  3. What is normal intra-abdominal pressure and how is it affected by positioning, body mass and positive end-expiratory pressure? De Keulenaer BL, De Waele JJ, Powell B, Malbrain ML. Intensive Care Med 2009; 35(6): 969-976. [PubMed]
  4. Saline volume in transvesical intra-abdominal pressure measurement: enough is enough. De Waele J, Pletinckx P, Blot S, Hoste E. Intensive Care Med 2006; 32(3): 455-459. [PubMed]
Búsqueda en PubMed:
  • Enunciado: Medición de la presión intravesical
  • Sintaxis: intrabladder pressure measurement
  • [Resultados]

Comentarios

Entradas populares de este blog

REMI 2144. La inutilidad de la presión venosa central para valorar la necesidad de fluidos, en cifras

ARTÍCULO ORIGINAL: Systematic review including re-analyses of 1148 individual data sets of central venous pressure as a predictor of fluid responsiveness. Eskesen TG, Wetterslev M, Perner A. Intensive Care Med 2016; 42(3): 324-332. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: El tratamiento de los distintos tipos de shock se basa en una combinación de fluidos, vasopresores e inotropos. En todos los casos, para maximizar el gasto cardiaco es necesario tener una precarga suficiente, pero el exceso de volumen se asocia a resultados adversos. Se ha comprobado que el 50% de los pacientes críticos no responden a la infusión rápida de líquidos con un aumento del gasto cardiaco; disponer de un parámetro capaz de predecir la respuesta a volumen es por tanto una guía fundamental para el tratamiento de los pacientes con compromiso hemodinámico [1]. A pesar de que los estudios previos han mostrado que la presión venosa central (PVC) no sirve para predecir la respuesta a volumen [2], este par…

REMI 2199. Influencia de la intubación traqueal en la supervivencia de la parada cardiaca hospitalaria en adultos

ARTÍCULO ORIGINAL: Association between tracheal intubation during adult in-hospital cardiac arrest and survival. Andersen LW, Granfeldt A, Callaway CW, Bradley SM, Soar J, Nolan JP, Kurth T, Donnino MW. for the American Heart Association's Get with Guidelines-Resuscitation investigators. JAMA 2017; 317: 494-506. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: La intubación traqueal durante la resucitación de la parada cardiaca, según las recomendaciones internacionales [1], es un procedimiento que no se debe realizar inicialmente y solamente por profesionales expertos, dando prioridad a compresiones torácicas ininterrumpidas. Al igual de otras intervenciones, como la administración de adrenalina, no se dispone de ensayos clínicos que demuestren sus efectos, aunque existe cierta evidencia contra su empleo [2]. RESUMEN: Análisis retrospectivo sobre el registro prospectivo multicéntrico de paradas cardiacas hospitalarias “Get with Guidelines-Resuscitation registry” (2000-2014). El …

A152. Neumonía asociada a cuidados sanitarios (NACS)

1. Concepto
Se denomina “neumonía asociada a cuidados sanitarios” (NACS) a la ocurrida en pacientes que han estado en contacto reciente con la asistencia sanitaria, pero que no se encuentran (o llevan menos de 48 horas) hospitalizados. La NACS representa un elevado porcentaje de las neumonías extrahospitalarias que requieren ingreso hospitalario, y no deben confundirse con neumonías comunitarias; en una reciente revisión sistemática, la NACS supuso entre el 17 y el 67% de todas las neumonías extrahospitalarias, con una media del 36% [1]. Esta cifra coincide con la de un estudio reciente realizado en 72 servicios de Medicina Interna de 66 hospitales españoles, en el que el 34% de las neumonías extrahospitalarias que habían requerido ingreso eran asociadas a cuidados de la salud [2].

El contacto con el sistema sanitario aumenta la probabilidad de que la infección pueda estar causada además de por los microorganismos habituales de la neumonía adquirida en la comunidad (NAC), por otros …