Ir al contenido principal

REMI 2189. Traumatismo pancreático aislado. ¿Tratamiento conservador o quirúrgico?

ARTÍCULO ORIGINAL: Isolated blunt pancreatic trauma: A benign injury?. Siboni S, Kwon E, Benjamin E, Inaba K, Demetriades D. J Trauma Acute Care Surg 2016; 81: 855-859. [Resumen] [Artículos relacionados]
   
INTRODUCCIÓN: Los traumatismos pancreáticos aislados (TPA) son infrecuentes, pues la mayoría se asocian a otras lesiones. El tratamiento óptimo es controvertido. 
   
RESUMEN: Estudio retrospectivo de 6 años de todos los pacientes con traumatismo abdominal cerrado con un Abbreviated Injury Scale (AIS) de abdomen ≥ 1. Se excluyen los pacientes con otras lesiones graves de órganos. Analizan entre otras variables: demografía, hemodinámica al ingreso, AIS e Injury Severity Score (ISS). Hubo un total de 388.137 pacientes con traumatismo abdominal cerrado, de los cuales 3,1% tenían traumatismo pancreático y el 0,7% TPA. Las lesiones leves estuvieron presentes en el 82,7% (puntuación OIS 2) y el 9% eran lesiones graves (OIS 3-5). Se realizó tratamiento conservador en el 74,3% y en el 25,9% tratamiento quirúrgico: 2,3% reparación, pancreatectomía parcial 6% y pancreatectomía total 0,4%. Los pacientes con lesiones pancreáticas muy graves (OIS 4-5) (59,1%) precisaron cirugía: prancreatectomía parcial 27,8% y total 3,8%. La mortalidad global fue de 2,4% y en el grupo de lesiones graves 3%. Los pacientes que fallecieron tenían más de 70 años y otras lesiones asociadas (TCE, traumatismo torácico y ortopédico). En las lesiones leves (OIS 2), el tratamiento conservador se asoció con menor mortalidad y menor estancia hospitalaria que los pacientes que precisaron cirugía. Sin embargo, los pacientes con traumatismo pancreático grave (OIS score 4-5) el manejo conservador se asoció con mayor mortalidad y más días de estancia que los pacientes tratados quirúrgicamente. La edad, tratamiento quirúrgico e ISS fueron variables independientes asociadas a la mortalidad.
   
COMENTARIO: El estudio muestra que el TPA es infrecuente y que más del 80% son lesiones leves. El manejo óptimo es controvertido debido a la falta de estudios y a la poca experiencia en el tratamiento de este tipo de traumatismos. La American Association for the Surgery of Trauma recomienda que en los grados 1 y 2 el tratamiento sea el drenaje, y la resección y drenaje para los grados ≥ 3. La mayoría de pacientes con lesiones leves fueron tratados de forma conservadora, evidenciándose en este estudio que tenían menor mortalidad y menor estancia hospitalaria que los que precisaron cirugía. Sin embargo, las lesiones graves tratadas de forma conservadora se asociaron a mayor mortalidad y mayor estancia hospitalaria. Existen estudios en la población pediátrica que muestran que sólo el paciente estable y sin evidencia de peritonitis puede ser tratado de forma conservadora y con controles de TAC, ecografía y seriación de enzimas pancreáticas.
 
Encarnación Molina Domínguez
Hospital General de Ciudad Real.
© REMI, http://medicina-intensiva.com. Diciembre 2016.
      
ENLACES:
  1. Isolated pancreatic injuries: An analysis of 49 consecutive patients treated at a Level 1 Trauma Centre. Krige JE, Kotze UK, Nicol AJ, Navsaria PH. J Visc Surg. 2015 Dec;152(6):349-55. [PubMed]
  2. Pancreas injury: the good, the bad and the ugly. Søreide K. Injury. 2015 May;46(5):827-9. [PubMed]
  3. Prognostic factors, morbidity and mortality in pancreatic trauma: a critical appraisal of 432 consecutive patients treated at a Level 1 Trauma Centre. Krige JE, Kotze UK, Setshedi M, Nicol AJ, Navsaria PH. Injury. 2015 May;46(5):830-6. [PubMed]
BÚSQUEDA EN PUBMED:
  • Enunciado: Revisiones sobre traumatismo pancreático
  • Sintaxis: pancreas/injuries AND review[ptyp] 
  • [Resultados]

Comentarios

Entradas populares de este blog

REMI 2144. La inutilidad de la presión venosa central para valorar la necesidad de fluidos, en cifras

ARTÍCULO ORIGINAL: Systematic review including re-analyses of 1148 individual data sets of central venous pressure as a predictor of fluid responsiveness. Eskesen TG, Wetterslev M, Perner A. Intensive Care Med 2016; 42(3): 324-332. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: El tratamiento de los distintos tipos de shock se basa en una combinación de fluidos, vasopresores e inotropos. En todos los casos, para maximizar el gasto cardiaco es necesario tener una precarga suficiente, pero el exceso de volumen se asocia a resultados adversos. Se ha comprobado que el 50% de los pacientes críticos no responden a la infusión rápida de líquidos con un aumento del gasto cardiaco; disponer de un parámetro capaz de predecir la respuesta a volumen es por tanto una guía fundamental para el tratamiento de los pacientes con compromiso hemodinámico [1]. A pesar de que los estudios previos han mostrado que la presión venosa central (PVC) no sirve para predecir la respuesta a volumen [2], este par…

REMI 2199. Influencia de la intubación traqueal en la supervivencia de la parada cardiaca hospitalaria en adultos

ARTÍCULO ORIGINAL: Association between tracheal intubation during adult in-hospital cardiac arrest and survival. Andersen LW, Granfeldt A, Callaway CW, Bradley SM, Soar J, Nolan JP, Kurth T, Donnino MW. for the American Heart Association's Get with Guidelines-Resuscitation investigators. JAMA 2017; 317: 494-506. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: La intubación traqueal durante la resucitación de la parada cardiaca, según las recomendaciones internacionales [1], es un procedimiento que no se debe realizar inicialmente y solamente por profesionales expertos, dando prioridad a compresiones torácicas ininterrumpidas. Al igual de otras intervenciones, como la administración de adrenalina, no se dispone de ensayos clínicos que demuestren sus efectos, aunque existe cierta evidencia contra su empleo [2]. RESUMEN: Análisis retrospectivo sobre el registro prospectivo multicéntrico de paradas cardiacas hospitalarias “Get with Guidelines-Resuscitation registry” (2000-2014). El …

A152. Neumonía asociada a cuidados sanitarios (NACS)

1. Concepto
Se denomina “neumonía asociada a cuidados sanitarios” (NACS) a la ocurrida en pacientes que han estado en contacto reciente con la asistencia sanitaria, pero que no se encuentran (o llevan menos de 48 horas) hospitalizados. La NACS representa un elevado porcentaje de las neumonías extrahospitalarias que requieren ingreso hospitalario, y no deben confundirse con neumonías comunitarias; en una reciente revisión sistemática, la NACS supuso entre el 17 y el 67% de todas las neumonías extrahospitalarias, con una media del 36% [1]. Esta cifra coincide con la de un estudio reciente realizado en 72 servicios de Medicina Interna de 66 hospitales españoles, en el que el 34% de las neumonías extrahospitalarias que habían requerido ingreso eran asociadas a cuidados de la salud [2].

El contacto con el sistema sanitario aumenta la probabilidad de que la infección pueda estar causada además de por los microorganismos habituales de la neumonía adquirida en la comunidad (NAC), por otros …