Ir al contenido principal

REMI 1905. Pronóstico neurológico tras la parada cardiaca tratada con hipotermia: metaanálisis

Artículo original: Prognostication of neurologic outcome in cardiac arrest patients after mild therapeutic hypothermia: a meta-analysis of the current literature. Kamps MJ, Horn J, Oddo M, Fugate JE, Storm C, Cronberg T, Wijman CA, Wu O, Binnekade JM, Hoedemaekers CW. Intensive Care Med 2013; 39: 1671-1682. [Resumen] [Artículos relacionados]
      
Introducción: En 2002 se publicaron 2 ensayos clínicos que comparaban la inducción de una hipotermia moderada en los cuidados post-resucitación tras la fibrilación ventricular (FV) frente a tratamiento convencional [1, 2]. En ellos se demostró una mejoría del pronóstico vital y neurológico. Desde entonces, esta práctica es recomendada por el ILCOR tras la FV, y su uso en otros ritmos de parada cardiaca es aceptado, aunque el nivel de evidencia es menor y los resultados parecen ser más pobres [3]. La experiencia acumulada en la era de la hipotermia ha modificado algunas consideraciones neurológicas de esta entidad.
      
Resumen: Se trata de un meta-análisis sobre los estudios que evalúan la sensibilidad y tasa de falsos positivos de varios criterios clásicos de mal pronóstico neurológico en los pacientes sometidos a hipotermia terapéutica (ausencia de respuesta pupilar, ausencia de respuesta corneal, ausencia de respuesta motora y ausencia de respuesta cortical en los potenciales evocados somatosensoriales, todo ello a las 72 horas). Se incluyen 1.153 pacientes de 10 estudios. En 492 pacientes se comunica el valor de los potenciales evocados, que tiene una tasa de falsos positivos (TFP) de 0,007 (IC 95% 0,001-0,047). La respuesta motora es evaluada en 811 pacientes, y se observa que una puntuación motora en la escala de Glasgow < 3 tiene una TFP de 0,21 (IC 95% 0,08-0,43). La ausencia de reflejo corneal tiene una TFP de 0,02 (IC 95% 0,002-0,13). La ausencia bilateral de reflejo fotomotor tiene una TFP de 0,004 (IC 95% 0,001-0,03). Se concluye que en los pacientes sometidos a hipotermia terapéutica, la ausencia de respuesta motora o de reflejos corneales a las 72 horas no son criterios fiables para sentar un mal pronóstico neurológico (estado vegetativo o discapacidad grave).
      
Comentario: En los últimos 10 años se ha observado que los criterios de Levy [4] podrían no ser apropiados en los pacientes sometidos a hipotermia, especialmente por el momento en que se evalúan [5]. Las guías de la American Heart Association recomiendan diferir la decisión clínica hasta 72 horas después de restaurada la normotermia [6]; las guías europeas advierten también en este sentido [3] y algunos expertos recomiendan periodos más prolongados. Este meta-análisis de un grupo heterogéneo de estudios y pacientes apoya esta actitud, especialmente en lo relativo al examen clínico, si bien quizá ello no deba distraer de una visión integral del paciente, en una época en que el desarrollo de los servicios de emergencia ha generado una mayor afluencia de una población muy heterogénea de pacientes reanimados a las UCI, con ritmos de parada, edades y morbilidades distintas de las de los pacientes incluidos en los ensayos clínicos y estudios publicados.
     
Alejandro Moneo González
Hospital Clínico San Carlos, Madrid
© REMI, http://medicina-intensiva.com. Noviembre 2013.
      
Enlaces:
  1. Treatment of comatose survivors of out-of-hospital cardiac arrest with induced hypothermia. Bernard SA, Gray TW, Buist MD, Jones BM, Silvester W, Gutteridge G, Smith K. N Engl J Med 2002; 346: 557-563. [PubMed]
  2. Mild therapeutic hypothermia to improve the neurologic outcome after cardiac arrest. The Hypothermia after Cardiac Arrest Study Group.  N Engl J Med 2002; 346: 549-556. [PubMed]
  3. European Resuscitation Council guidelines for resuscitation 2010 section 4: adult advanced life support. Deakin CD, Nolan JP, Soar J, Sunde K, Koster RW, Smith GB, Perkins GD. Resuscitation 2010; 81: 1305-1352. [PubMed]
  4. Predicting outcome from hypoxic-ischemic coma. Levy DE, Caronna JJ, Singer BH, Lapinski RH, Frydman H, Plum F. JAMA 1985; 253: 1420-1426. [PubMed]
  5. Practice parameter: prediction of outcome in comatose survivors alter cardiopulmonary resuscitation (an evidence-based review): report of the Quality Standards Subcommittee of the American Academy of Neurology. Wijdicks EF, Hijdra A, Young GB, Bassetti CL, Wiebe S. Neurology 2006; 67: 203-210. [PubMed]
  6. Part 9: post-cardiac arrest care: 2010 American Heart Association guidelines for cardiopulmonary resuscitation and emergency cardiovascular care. Peberdy MA, Callaway CW, Neumar RW, Geocadin RG, Zimmerman JL, Donnino M, Gabrielli A, Silvers SM, Zaritsky AL, Merchant R, Vanden Hoek TL, Kronick SL. Circulation 2010; 122(Suppl3): S768-S786. [PubMed
Búsqueda en PubMed:
  • Enunciado: Pronóstico neorológico de los pacientes resucitados de parada cardiaca tratados con hipotermia
  • Sintaxis: "neurologic outcome" AND heart arrest AND hypothermia
  • [Resultados]
      

Comentarios

Entradas populares de este blog

REMI 2144. La inutilidad de la presión venosa central para valorar la necesidad de fluidos, en cifras

ARTÍCULO ORIGINAL: Systematic review including re-analyses of 1148 individual data sets of central venous pressure as a predictor of fluid responsiveness. Eskesen TG, Wetterslev M, Perner A. Intensive Care Med 2016; 42(3): 324-332. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: El tratamiento de los distintos tipos de shock se basa en una combinación de fluidos, vasopresores e inotropos. En todos los casos, para maximizar el gasto cardiaco es necesario tener una precarga suficiente, pero el exceso de volumen se asocia a resultados adversos. Se ha comprobado que el 50% de los pacientes críticos no responden a la infusión rápida de líquidos con un aumento del gasto cardiaco; disponer de un parámetro capaz de predecir la respuesta a volumen es por tanto una guía fundamental para el tratamiento de los pacientes con compromiso hemodinámico [1]. A pesar de que los estudios previos han mostrado que la presión venosa central (PVC) no sirve para predecir la respuesta a volumen [2], este par…

REMI 2199. Influencia de la intubación traqueal en la supervivencia de la parada cardiaca hospitalaria en adultos

ARTÍCULO ORIGINAL: Association between tracheal intubation during adult in-hospital cardiac arrest and survival. Andersen LW, Granfeldt A, Callaway CW, Bradley SM, Soar J, Nolan JP, Kurth T, Donnino MW. for the American Heart Association's Get with Guidelines-Resuscitation investigators. JAMA 2017; 317: 494-506. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: La intubación traqueal durante la resucitación de la parada cardiaca, según las recomendaciones internacionales [1], es un procedimiento que no se debe realizar inicialmente y solamente por profesionales expertos, dando prioridad a compresiones torácicas ininterrumpidas. Al igual de otras intervenciones, como la administración de adrenalina, no se dispone de ensayos clínicos que demuestren sus efectos, aunque existe cierta evidencia contra su empleo [2]. RESUMEN: Análisis retrospectivo sobre el registro prospectivo multicéntrico de paradas cardiacas hospitalarias “Get with Guidelines-Resuscitation registry” (2000-2014). El …

A152. Neumonía asociada a cuidados sanitarios (NACS)

1. Concepto
Se denomina “neumonía asociada a cuidados sanitarios” (NACS) a la ocurrida en pacientes que han estado en contacto reciente con la asistencia sanitaria, pero que no se encuentran (o llevan menos de 48 horas) hospitalizados. La NACS representa un elevado porcentaje de las neumonías extrahospitalarias que requieren ingreso hospitalario, y no deben confundirse con neumonías comunitarias; en una reciente revisión sistemática, la NACS supuso entre el 17 y el 67% de todas las neumonías extrahospitalarias, con una media del 36% [1]. Esta cifra coincide con la de un estudio reciente realizado en 72 servicios de Medicina Interna de 66 hospitales españoles, en el que el 34% de las neumonías extrahospitalarias que habían requerido ingreso eran asociadas a cuidados de la salud [2].

El contacto con el sistema sanitario aumenta la probabilidad de que la infección pueda estar causada además de por los microorganismos habituales de la neumonía adquirida en la comunidad (NAC), por otros …