Ir al contenido principal

REMI 1903. Alto flujo por cánulas nasales tras la extubación de neonatos muy prematuros

Artículo original: High-flow nasal cannulae in very preterm infants after extubation. Manley BJ, Owen LS, Doyle LW, Andersen CC, Cartwright DW, Pritchard MA, Donath SM, Davis PG. N Engl J Med 2013; 369: 1425-1433. [Resumen] [Artículos relacionados]
      
Introducción: La oxigenoterapia de alto flujo (OAF) a través de cánulas nasales es un sencilla técnica que permite administrar una mezcla de oxígeno y aire humidificado y calentado a flujos mucho mayores del volumen minuto del paciente. La OAF aumenta la concentración de oxígeno inspirada por el paciente y produce una presión de distensión continua baja (CPAP) no medida que depende del flujo administrado y las características del paciente. La OAF ha demostrado ser útil en la insuficiencia respiratoria moderada tanto en el niño como en adulto, pero existen muy pocos estudios que hayan comparado su eficacia con la de otras modalidades de asistencia respiratoria no invasiva como la CPAP o la ventilación de doble presión.
      
Resumen: Se realizó un estudio multicéntrico y aleatorizado en 303 recién nacidos muy prematuros que comparó el tratamiento con OAF (5-6 lpm) con la CPAP nasal de 7 cmH2O tras la extubación. El objetivo final fue el fallo de la extubación a los 7 días con necesidad de reintubación. Los pacientes que fallaron con OAF pudieron ser tratados con CPAP antes de ser intubados. La OAF falló en un 34,2% de los niños y la CPAP en un 25,8 % de los tratados con CPAP. La mitad de los pacientes en los que falló la OAF fueron rescatados con CPAP nasal. La incidencia de trauma nasal fue significativamente mayor en los tratados con CPAP nasal que en los tratados con OAF. 
      
Comentario: La conclusión más importante de este estudio probablemente no sea que no haya diferencia en la eficacia de dos métodos diferentes de asistencia respiratoria, sino encontrar cual es la indicación y eficacia de cada uno de ellos. La ayuda respiratoria proporcionada con la OAF es menor que la conseguida con la CPAP nasal y eso explica que su eficacia sea algo menor y que un elevado porcentaje de los pacientes en los que la OAF fracasa son rescatados con CPAP nasal. Este estudio muestra que la OAF tiene un papel en la asistencia respiratoria en el recién nacido prematuro. La OAF puede ser el método inicial de ayuda respiratoria tras la extubación en prematuros ya que es eficaz en muchos pacientes y con una baja incidencia de efectos secundarios. En los que la OAF fracasa la ventilación no invasiva con CPAP o doble presión evita en un alto porcentaje la reintubación. 
      
Jesús López-Herce Cid
Hospital General Universitario Gregorio Marañón, Madrid
© REMI, http://medicina-intensiva.com. Noviembre 2013.
   
Enlaces:

  1. High flow nasal cannula for respiratory support in preterm infants. Wilkinson D, Andersen C, O'Donnell CP, De Paoli AG. Cochrane Database Syst Rev 2011; (5): CD006405. [PubMed]
  2. High-flow nasal cannulae for respiratory support of preterm infants: a review of the evidence. Manley BJ, Dold SK, Davis PG, Roehr CC. Neonatology 2012; 102: 300-308. [PubMed]

Búsqueda en PubMed:

  • Enunciado: Cánula nasal de alto flujo en niños prematuros
  • Sintaxis: High flow nasal cannula AND preterm infants
  • [Resultados]

      

Comentarios

Entradas populares de este blog

REMI 2144. La inutilidad de la presión venosa central para valorar la necesidad de fluidos, en cifras

ARTÍCULO ORIGINAL: Systematic review including re-analyses of 1148 individual data sets of central venous pressure as a predictor of fluid responsiveness. Eskesen TG, Wetterslev M, Perner A. Intensive Care Med 2016; 42(3): 324-332. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: El tratamiento de los distintos tipos de shock se basa en una combinación de fluidos, vasopresores e inotropos. En todos los casos, para maximizar el gasto cardiaco es necesario tener una precarga suficiente, pero el exceso de volumen se asocia a resultados adversos. Se ha comprobado que el 50% de los pacientes críticos no responden a la infusión rápida de líquidos con un aumento del gasto cardiaco; disponer de un parámetro capaz de predecir la respuesta a volumen es por tanto una guía fundamental para el tratamiento de los pacientes con compromiso hemodinámico [1]. A pesar de que los estudios previos han mostrado que la presión venosa central (PVC) no sirve para predecir la respuesta a volumen [2], este par…

REMI 2199. Influencia de la intubación traqueal en la supervivencia de la parada cardiaca hospitalaria en adultos

ARTÍCULO ORIGINAL: Association between tracheal intubation during adult in-hospital cardiac arrest and survival. Andersen LW, Granfeldt A, Callaway CW, Bradley SM, Soar J, Nolan JP, Kurth T, Donnino MW. for the American Heart Association's Get with Guidelines-Resuscitation investigators. JAMA 2017; 317: 494-506. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: La intubación traqueal durante la resucitación de la parada cardiaca, según las recomendaciones internacionales [1], es un procedimiento que no se debe realizar inicialmente y solamente por profesionales expertos, dando prioridad a compresiones torácicas ininterrumpidas. Al igual de otras intervenciones, como la administración de adrenalina, no se dispone de ensayos clínicos que demuestren sus efectos, aunque existe cierta evidencia contra su empleo [2]. RESUMEN: Análisis retrospectivo sobre el registro prospectivo multicéntrico de paradas cardiacas hospitalarias “Get with Guidelines-Resuscitation registry” (2000-2014). El …

A152. Neumonía asociada a cuidados sanitarios (NACS)

1. Concepto
Se denomina “neumonía asociada a cuidados sanitarios” (NACS) a la ocurrida en pacientes que han estado en contacto reciente con la asistencia sanitaria, pero que no se encuentran (o llevan menos de 48 horas) hospitalizados. La NACS representa un elevado porcentaje de las neumonías extrahospitalarias que requieren ingreso hospitalario, y no deben confundirse con neumonías comunitarias; en una reciente revisión sistemática, la NACS supuso entre el 17 y el 67% de todas las neumonías extrahospitalarias, con una media del 36% [1]. Esta cifra coincide con la de un estudio reciente realizado en 72 servicios de Medicina Interna de 66 hospitales españoles, en el que el 34% de las neumonías extrahospitalarias que habían requerido ingreso eran asociadas a cuidados de la salud [2].

El contacto con el sistema sanitario aumenta la probabilidad de que la infección pueda estar causada además de por los microorganismos habituales de la neumonía adquirida en la comunidad (NAC), por otros …