Ir al contenido principal

REMI 1689. Tratamiento percutáneo inmediato o diferido de la enfermedad multivaso en el infarto agudo de miocardio

Artículo original 1: Prognostic Impact of Staged Versus “One-Time” Multivessel Percutaneous Intervention in Acute Myocardial Infarction Analysis From the HORIZONS-AMI. Kornowski R, Mehran R, Dangas G, Nikolsky E, Assali A, Claessen BE, Gersh BJ, Wong SC, Witzenbichler B, Guagliumi G, Dudek D, Fahy M, Lansky AJ, Stone GW; HORIZONS-AMI Trial Investigators. J Am Coll Cardiol 2011; 58: 704-711. [Resumen] [Artículos relacionados]

Artículo original 2: Culprit Vessel Only Versus Multivessel and Staged Percutaneous Coronary Intervention for Multivessel Disease in Patients Presenting With ST-Segment Elevation Myocardial Infarction. Vlaar PJ, Mahmoud KD, Holmes DR Jr, van Valkenhoef G, Hillege HL, van der Horst IC, Zijlstra F, de Smet BJ. J Am Coll Cardiol 2011; 58: 692-703. [Resumen] [Artículos relacionados]

Introducción: En pacientes con infarto agudo de miocardio con elevación del segmento ST (IAMST) y enfermedad multivaso (EMV), es desconocido cuando es deseable tratar el vaso no responsable del infarto, bien durante el procedimiento primario del intervencionismo coronario percutaneo (ICP) o de forma diferida. Las guías clínicas recomiendan realizar ICP del vaso no responsable separado del proceso de ICP primario, siempre que no exista compromiso hemodinámico (III-B). Dos nuevos estudios confirman estas recomendaciones clínicas.

Resumen 1: En el HORIZONTS-AMI, de los 3.602 pacientes incluidos con IAMST, 668 (18,5%) sufrió ICP del vaso culpable y de lesiones no culpables por EMV. Los pacientes fueron clasificados en: estrategia única (N = 275) frente a estrategia dieferida (N = 393). Los desenlaces analizados fueron el desarrollo de acontecimientos adversos al año, además de muerte, reinfarto, necesidad de revascularización del vaso culpable e ictus. La estrategia unica demostró mayor mortalidad al año (9,2 frente a 2,3%; HR 4,1; IC 95 % 1,93-8,86; P < 0,0001), mayor mortalidad cardíaca (6,2 frente a 2,0%; HR 3,14; IC 95% 1,35-7,27; P = 0,005), mayor trombosis del stent (5,7 frente a 2,3%; HR 2,49; IC 95% 1,09-5,70; P = 0,02), y mayor tendencia a presentar acontecimientos adversos cardiovasculares (18,1 frente a 13,4%; HR 1,42; IC 95% 0,96-2,1; P = 0,08).
Resumen 2: En el metaanálisis, se compararon 3 estrategias de ICP, para pacientes con IAMST y EMV: 1) ICP de vaso responsable: limitado al vaso culpable de la lesión; 2) ICP multivaso: vaso culpable y 1 vaso no culpable; 3) ICP diferida: inicialmente vaso culpable y posteriormente ICP de 1 vaso no culpable. El desenlace principal evaluado fue la mortalidad a corto plazo. Se incluyeron 40.280 pacientes recogidos de cuatro estudios prospectivos y catorce retrospectivos. En el metaanalisis por parejas, se demostró que la estrategia diferida se asoció con menor mortalidad a corto y largo plazo, comparada con las otras estrategias de ICP. LA ICP multivaso se asoció con los índices de mortalidad más altos (a corto y largo plazo).

Comentario: Los resultados de estos dos estudios, al igual que las recomendaciones de las guías, ponen de manifiesto que la mejor estrategia a seguir debe ser la ICP diferida de los vasos no culpables. Sin embargo, ambos presentan algunas limitaciones, dado que se desarrollan principalmente sobre estudios retrospectivos, con un número de pacientes sometidos a ICP insuficientes para poder distinguir entre 2 estrategias de actuación.

Domingo Díaz Díaz
Hospital Universitario Infanta Leonor, Madrid
© REMI, http://medicina-intensiva.com. Octubre 2011.
Enlaces:
  1. 2009 focused updates:ACC/AHA guidelines for the management of patients with ST elevation myocardial infarction (updating the 2004 guideline and 2007 focused update) and ACC/AHA/SCAI guidelines on percutaneous coronary intervention (updating the 2005 guideline and 2007 focused update). A report of the American College of Cardiology Foundation/ American Heart Association Task Force on Practice Guidelines. J Am Coll Cardiol 2009; 54: 2205-2241. [PubMed]
  2. Management of acute myocardial infarction in patients presenting with persistent ST-segment elevation: the Task Force on the Management of ST-Segment Elevation Acute Myocardial Infarction of the European Society of Cardiology. Eur Heart J 2008; 29: 2909-2945. [PubMed]
  3. Single vs multivessel treatment during primary angioplasty: results of the multicentre randomised Hepacoat for Culprit or Multivessel Stenting for Acute Myocardial Infarction (HELP AMI) study. Di Mario C, Mara S, Flavio A, Imad S, Antonio M, Anna P, Emanuela P, Stefano DS, Angelo R, Stefania C, Anna F, Carmelo C, Antonio C, Monzini N, Bonardi MA. Int J Cardiovasc Interv 2004; 6: 128-133. [PubMed]
  4. Impact of multivessel disease on reperfusion success and clinical outcomes in patients undergoing primary percutaneous coronary intervention for acute myocardial infarction. Sorajja P, Gersh BJ, Cox DA, McLaughlin MG, Zimetbaum P, Costantini C, Stuckey T, Tcheng JE, Mehran R, Lansky AJ, Grines CL, Stone GW. Eur Heart J 2007; 28: 1709-1716. [PubMed]
  5. Impact of multivessel coronary artery disease and noninfarct-related artery revascularization on outcome of patients with ST-elevation myocardial infarction transferred for primary percutaneous coronary intervention (from the EUROTRANSFER registry). Dziewierz A, Siudak Z, Rakowski T, Zasada W, Dubiel JS, Dudek D. Am J Cardiol 2010; 106: 342-347. [PubMed]
Búsqueda en PubMed:
  • Enunciado: Tratamiento de la enfermedad multivaso en el infarto agudo de miocardio
  • Sintaxis: multivessel AND primary angioplasty AND acute myocardial infarction
  • [Resultados]

Comentarios

Entradas populares de este blog

REMI 2144. La inutilidad de la presión venosa central para valorar la necesidad de fluidos, en cifras

ARTÍCULO ORIGINAL: Systematic review including re-analyses of 1148 individual data sets of central venous pressure as a predictor of fluid responsiveness. Eskesen TG, Wetterslev M, Perner A. Intensive Care Med 2016; 42(3): 324-332. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: El tratamiento de los distintos tipos de shock se basa en una combinación de fluidos, vasopresores e inotropos. En todos los casos, para maximizar el gasto cardiaco es necesario tener una precarga suficiente, pero el exceso de volumen se asocia a resultados adversos. Se ha comprobado que el 50% de los pacientes críticos no responden a la infusión rápida de líquidos con un aumento del gasto cardiaco; disponer de un parámetro capaz de predecir la respuesta a volumen es por tanto una guía fundamental para el tratamiento de los pacientes con compromiso hemodinámico [1]. A pesar de que los estudios previos han mostrado que la presión venosa central (PVC) no sirve para predecir la respuesta a volumen [2], este par…

REMI 2199. Influencia de la intubación traqueal en la supervivencia de la parada cardiaca hospitalaria en adultos

ARTÍCULO ORIGINAL: Association between tracheal intubation during adult in-hospital cardiac arrest and survival. Andersen LW, Granfeldt A, Callaway CW, Bradley SM, Soar J, Nolan JP, Kurth T, Donnino MW. for the American Heart Association's Get with Guidelines-Resuscitation investigators. JAMA 2017; 317: 494-506. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: La intubación traqueal durante la resucitación de la parada cardiaca, según las recomendaciones internacionales [1], es un procedimiento que no se debe realizar inicialmente y solamente por profesionales expertos, dando prioridad a compresiones torácicas ininterrumpidas. Al igual de otras intervenciones, como la administración de adrenalina, no se dispone de ensayos clínicos que demuestren sus efectos, aunque existe cierta evidencia contra su empleo [2]. RESUMEN: Análisis retrospectivo sobre el registro prospectivo multicéntrico de paradas cardiacas hospitalarias “Get with Guidelines-Resuscitation registry” (2000-2014). El …

A152. Neumonía asociada a cuidados sanitarios (NACS)

1. Concepto
Se denomina “neumonía asociada a cuidados sanitarios” (NACS) a la ocurrida en pacientes que han estado en contacto reciente con la asistencia sanitaria, pero que no se encuentran (o llevan menos de 48 horas) hospitalizados. La NACS representa un elevado porcentaje de las neumonías extrahospitalarias que requieren ingreso hospitalario, y no deben confundirse con neumonías comunitarias; en una reciente revisión sistemática, la NACS supuso entre el 17 y el 67% de todas las neumonías extrahospitalarias, con una media del 36% [1]. Esta cifra coincide con la de un estudio reciente realizado en 72 servicios de Medicina Interna de 66 hospitales españoles, en el que el 34% de las neumonías extrahospitalarias que habían requerido ingreso eran asociadas a cuidados de la salud [2].

El contacto con el sistema sanitario aumenta la probabilidad de que la infección pueda estar causada además de por los microorganismos habituales de la neumonía adquirida en la comunidad (NAC), por otros …