domingo, 17 de abril de 2011

REMI 1624. Altas prematuras de la UCI y su impacto en la mortalidad

Artículo original: Impacto de las altas no programadas en la mortalidad hospitalaria tras la estancia en una unidad de cuidados intensivos. Rodríguez-Carvajal M, Mora D, Doblas A, García M, Domínguez P, Tristancho A, Herrera M. Med Intensiva 2011; 35(3): 143-149. [Resumen] [Artículos relacionados]

Introducción: En no pocas ocasiones las UCI se encuentran con una ocupación del 100% cuando surge la necesidad de ingresar un nuevo paciente, lo que se soluciona dando un “alta forzada” al paciente ingresado que se juzga en mejores condiciones de salir a planta. Sin embargo tal procedimiento no está exento de riesgos.

Resumen: Se recoge de forma prospectiva la actividad en la UCI de un hospital español durante 6 años y se analiza el porcentaje de altas “forzadas” para ingresar otro paciente y su relación con la mortalidad. De un total de 2.584 admisiones, finalmente se analizan 1.521 pacientes (se excluyen pacientes que fueron exitus, reingresados y trasladados a otros centros). Del total de las altas de UCI, un 10,8% fueron “altas forzadas” por necesidades de cama. En el análisis multivariante de la mortalidad hospitalaria, además de otros factores clásicos (órdenes de limitación del esfuerzo terapéutico, puntuación APACHE-II; readmisión en UCI), el haber sido dado de alta no programada de UCI se asoció con incremento de la mortalidad (OR 2,16; IC 95% 1,06-4,41).

Comentario: Las guías clínicas de diferentes sociedades científicas dan poca ayuda a la hora de indicar criterio de ingreso, de rechazo de ingreso y de alta de pacientes de UCI. El presente trabajo incide en un aspecto muy importante como es el problema de falta de camas, y qué hacer cuando tenemos que ingresar a otro paciente más en la UCI. El estudio, tal como los propios autores refieren presenta algunas limitaciones propias del diseño como ser en un sólo centro, no incluir la variable “diagnóstico clínico”, etc. En cualquier caso esta investigación va en consonancia con estudios previos en que los pacientes que son dados de alta de UCI de forma no programada tienen una mayor mortalidad, y es una cuestión a valorar cómo la “mortalidad ahorrada” al dejar hueco en UCI para ingresar a otro paciente puede verse contrarrestada por el exceso de mortalidad asociado al alta prematura. Este artículo se acompaña de una editorial de notable interés al respecto [1], y sus resultados deben confirmarse en otros centros.

Antonio García Jiménez
Hospital Arquitecto Marcide, Ferrol, A Coruña.
© REMI, http://medicina-intensiva.com. Abril 2011.

Enlaces:
  1. Colmenero M. El ritual de la falta de camas (editorial). Medicina Intensiva 2011; 35: 139-142. [PubMed]
Búsqueda en PubMed:
  • Enunciado: Mortalidad tras el alta de la UCI
  • Sintaxis: post-ICU discharge mortality
  • [Resultados]

1 comentario:

  1. El problema grave lo constituye la falta de camas.
    Es un gran problema hoy y, por desgracia, va a ser más grave en los próximos años debido a que, por cuestiones demográficas, el número de pacientes potenciales que necesitarán ingreso en una UCI se irá incrementando progresivamente al punto de saturar las Unidades (en gran parte, ya están saturadas hoy).
    Yo creo que es fundamental, aparte de aumentar los recursos (si se puede y/o se quiere), el valorar adecuadamente la indicación del ingreso en UCI teniendo muy claras las ideas en torno a la limitación del esfuerzo terapéutico. Por mi experiencia, se están ingresando en UCI pacientes que se benefician poco o nada de este ingreso. Pacientes ancianos, con diversas enfermedades coexistentes que, al final, tras varios dias cuando no meses de ingreso, consumiendo ingentes recursos, acaban falleciendo en la Unidad, en el Hospital o, en poco tiempo, en su domicilio. Mi experiencia es que se ha perdido un poco (o bastante ) el Norte en cuanto a la indicación de muchos ingresos en la UCI.
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar

Se ruega que los autores de los comentarios se identifiquen (nombre, apellidos, lugar de trabajo)

Contacte con nosotros: remi.medicina.intensiva@gmail.com