Ir al contenido principal

REMI 1616. Aplicación de un programa educativo para mejorar el uso de hemoderivados en UCI

Artículo original: Impact of national transfusion indicators on appropriate blood usage in critically ill patients. Leal-Noval SR, Arellano-Orden V, Maestre-Romero A, Muñoz-Gómez M, Fernández-Cisneros V, Ferrándiz-Millón C, Corcia Y. Transfusion 2011. [Resumen] [Artículos relacionados]

Introducción: Más de un tercio de los pacientes críticos reciben transfusión de hemoderivados durante su estancia en la UCI, práctica que no está exenta de riesgos y que en no pocos casos se considera innecesaria. La SEMICYUC incluyó entre sus indicadores de calidad la proporción de transfusiones inadecuadas de hematíes, plasma fresco congelado y plaquetas [1]. Estos indicadores pueden emplearse para detectar prácticas clínicas alejadas de los estándares de calidad, requisito previo a la toma de medidas correctoras.

Resumen: Se incluyeron en el estudio 1.808 pacientes ingresados durante un año en la UCI de un hospital universitario. El objetivo del estudio era conocer en qué medida las prácticas transfusionales se adecuaban a los estándares de calidad, y evaluar el impacto de una campaña educativa para mejorar el cumplimiento de dichos estándares. Se incluyó en el programa informático de gestión de la UCI un módulo que señalaba las indicaciones establecidas de transfusión, y se llevó a cabo una sesión educativa sobre la cuestión. Los resultados se midieron con una periodicidad trimestral: preintervención (1º), intervención (2º) y postintervención (3º y 4º). El 33,3% de los pacientes recibieron transfusión. La transfusión de hematíes concentrados fue inadecuada en el 13%, y no mejoró con la campaña educativa. La transfusión de plasma fresco congelado fue inadecuada en el 74% de los casos, y no mejoró con la campaña educativa; la transfusión de plaquetas fue inadecuada en el 57% de los casos, y mejoró progresivamente en cada trimestre (desde el 64% hasta el 48% de transfusiones inadecuadas).

Comentario: El estudio muestra cómo la práctica transfusional se encuentra alejada de los que se consideran estándares de calidad, lo que en parte puede ser debido a la insuficiente evidencia en que se basan dichos estándares. La medición de los indicadores no condujo a un cambio sustancial en la práctica clínica, debido probablemente a que la campaña educativa fue de poca intensidad, y porque las recomendaciones no se apoyan en una evidencia científica suficientemente convincente. Aunque el estudio fue realizado en un solo centro, sus prácticas no se alejan de otras publicadas previamente. Hay que destacar la honestidad de los autores, ya que en este tipo de estudios es fácil que exista sesgo de publicación, por el que se comunican preferentemente los estudios con resultados más positivos y quedan sin publicar los de resultados menos favorables.

Eduardo Palencia Herrejón
Hospital Universitario Infanta Leonor, Madrid
©REMI, http://medicina-intensiva.com. Marzo 2011.

Tabla I. Indicadores de calidad sobre transfusión de hemoderivados [1]
  1. Consentimiento informado en la trasfusión de componentes sanguíneos (no considerado en este estudio)
  2. Trasfusión inadecuada de plasma fresco congelado: nº de enfermos trasfundidos con PFC no sangrantes y con tiempos de coagulación normales / nº de pacientes trasfundidos con PFC (estándar: 0%)
  3. Trasfusión inadecuada de concentrado de plaquetas: nº de pacientes no sangrantes sin plaquetopenia ni plaquetopatía y trasfundidos con plaquetas / nº total de pacientes trasfundidos con plaquetas (estándar: 0%)
  4. Trasfusión inadecuada de concentrado de hematíes: nº de enfermos trasfundidos con hemoglobina pretransfusional > 8 g/dL / nº de enfermos trasfundidos (estándar: 5%)
Enlaces:
  1. Indicadores de calidad de la SEMICYUC [Enlace]
  2. Clinical practice guideline: red blood cell transfusion in adult trauma and critical care. Napolitano LM, Kurek S, Luchette FA, Corwin HL, Barie PS, Tisherman SA, Hebert PC, Anderson GL, Bard MR, Bromberg W, Chiu WC, Cipolle MD, Clancy KD, Diebel L, Hoff WS, Hughes KM, Munshi I, Nayduch D, Sandhu R, Yelon JA; American College of Critical Care Medicine of the Society of Critical Care Medicine; Eastern Association for the Surgery of Trauma Practice Management Workgroup. Crit Care Med 2009; 37(12): 3124-3157. [PubMed]
Búsqueda en PubMed:
  • Enunciado: Revisiones sobre transfusión en el paciente crítico
  • Sintaxis: blood transfusion[mh] AND critical illness[mh] AND review[ptyp]
  • [Resultados]

Comentarios

  1. La publicación de indicadores de calidad es incompleta si se ignora su grado de seguimiento. Nuestro trabajo publicado en Transfusion subraya el bajo grado de cumplimiento de los indicadores transfusionales de la SEMICYUC, 4 años después de su publicación. Eso traduce una importante variabilidad clínica e implica someter a pacientes a riesgos innecesarios (supra ó infra transfusion).

    Siempre me ha llamado la atención la alegría con que se prescriben y transfunden los hemocomponentes. Las decisiones con respecto a la prescripción de medicamentos caros, ventilación mecánica, nutrición parenteral son, con frecuencia, más sesudamente meditadas que la prescripción de hemocomponentes.

    La UCI es uno de los servicios que más derivados sanguíneos consume en el hospital. Éstos deben prescribirse para intentar mejorar la morbimortalidad asociada a la anemia, que la hay, pero no para tratar estudios de coagulación ni anemias sin traducción clínica. Y sobretodo, no deberían prescribirse para tranquilizar al médico prescriptor.

    Dr. Santiago R. Leal-Noval
    Unidad de Neuro-Críticos
    Servicio de Cuidados Críticos y Urgencias
    Hospital Universitario "Virgen del Rocío"
    Avda Manuel Siurot s/n, 41013, Sevilla
    Tfno 955012528
    Email: srleal@telefonica.net

    ResponderEliminar
  2. Se acaba de publicar un estudio de una UCI canadiense, con hallazgos muy similares: 60% de transfusiones inadecuadas de PFC, que tras un programa educativo mejoran solo ligeramente, hasta el 46%.

    http://pubmed.gov/21439762

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Se ruega que los autores de los comentarios se identifiquen (nombre, apellidos, lugar de trabajo)

Entradas populares de este blog

REMI 2144. La inutilidad de la presión venosa central para valorar la necesidad de fluidos, en cifras

ARTÍCULO ORIGINAL: Systematic review including re-analyses of 1148 individual data sets of central venous pressure as a predictor of fluid responsiveness. Eskesen TG, Wetterslev M, Perner A. Intensive Care Med 2016; 42(3): 324-332. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: El tratamiento de los distintos tipos de shock se basa en una combinación de fluidos, vasopresores e inotropos. En todos los casos, para maximizar el gasto cardiaco es necesario tener una precarga suficiente, pero el exceso de volumen se asocia a resultados adversos. Se ha comprobado que el 50% de los pacientes críticos no responden a la infusión rápida de líquidos con un aumento del gasto cardiaco; disponer de un parámetro capaz de predecir la respuesta a volumen es por tanto una guía fundamental para el tratamiento de los pacientes con compromiso hemodinámico [1]. A pesar de que los estudios previos han mostrado que la presión venosa central (PVC) no sirve para predecir la respuesta a volumen [2], este par…

REMI 2199. Influencia de la intubación traqueal en la supervivencia de la parada cardiaca hospitalaria en adultos

ARTÍCULO ORIGINAL: Association between tracheal intubation during adult in-hospital cardiac arrest and survival. Andersen LW, Granfeldt A, Callaway CW, Bradley SM, Soar J, Nolan JP, Kurth T, Donnino MW. for the American Heart Association's Get with Guidelines-Resuscitation investigators. JAMA 2017; 317: 494-506. [Resumen] [Artículos relacionados] INTRODUCCIÓN: La intubación traqueal durante la resucitación de la parada cardiaca, según las recomendaciones internacionales [1], es un procedimiento que no se debe realizar inicialmente y solamente por profesionales expertos, dando prioridad a compresiones torácicas ininterrumpidas. Al igual de otras intervenciones, como la administración de adrenalina, no se dispone de ensayos clínicos que demuestren sus efectos, aunque existe cierta evidencia contra su empleo [2]. RESUMEN: Análisis retrospectivo sobre el registro prospectivo multicéntrico de paradas cardiacas hospitalarias “Get with Guidelines-Resuscitation registry” (2000-2014). El …

A152. Neumonía asociada a cuidados sanitarios (NACS)

1. Concepto
Se denomina “neumonía asociada a cuidados sanitarios” (NACS) a la ocurrida en pacientes que han estado en contacto reciente con la asistencia sanitaria, pero que no se encuentran (o llevan menos de 48 horas) hospitalizados. La NACS representa un elevado porcentaje de las neumonías extrahospitalarias que requieren ingreso hospitalario, y no deben confundirse con neumonías comunitarias; en una reciente revisión sistemática, la NACS supuso entre el 17 y el 67% de todas las neumonías extrahospitalarias, con una media del 36% [1]. Esta cifra coincide con la de un estudio reciente realizado en 72 servicios de Medicina Interna de 66 hospitales españoles, en el que el 34% de las neumonías extrahospitalarias que habían requerido ingreso eran asociadas a cuidados de la salud [2].

El contacto con el sistema sanitario aumenta la probabilidad de que la infección pueda estar causada además de por los microorganismos habituales de la neumonía adquirida en la comunidad (NAC), por otros …